Sofía Kenin hace su sueño realidad a los 21 años tras coronarse en el Abierto de Australia

“Este es mi primer discurso y lo voy a hacer lo mejor posible”, fueron las primeras palabras de la estadounidense Sofía Kenin, quien a sus 21 años de edad se coronó en el Abierto de Australia, además de la tenista más joven en conquistar el primera Grand Slam del calendario desde 2008, cuando María Shaparova se impuso a Ana Ivanovic con 20 años.

Hasta este sábado, la naciente historia de Kenin en Grand Slams se reducía a eliminaciones en Octavos de Final, por lo que en Melburne alcanzó por primera vez los Cuartos de Final, la Semifinal y la Final, la cual ganó después de remontar a la española Garbiñe Muguruza 4-6, 6-2 y 6-2.

“Remontar ese 0-40 lo cambió todo. Estas dos semanas han sido increíbles”, dijo en su primer discurso como campeona y tras reafirmar que tomó la mejor decisión al momento de elegir el tenis o la universidad.

“Tenía buenas notas en la escuela y debía decidirme entre ir a la universidad o dedicarme al tenis. Por suerte, tuve una buena racha en el US Open de 2017 y eso facilitó mucho la decisión“, indicó Kenin.

La joven estadounidense, recuerda la WTA, ya había dado de qué hablar como una de las promesas a seguir desde que tenía siete años y en una entrevista indicó en ese entonces que su sueño era convertirse en tenista profesional.

 “Nunca me gustaron los juguetes. Prefería las pelotas. Empecé con el futbol y a los cuatro años comencé a jugar al tenis”, compartió.

Getty Images

Sofía es una fan confesa de Andy Roddick, quien llegó a ser el número de la ATP en 2003 cuando tenía sólo 20 años y quien se retiró en 2012.

“Mi sueño se hizo realidad. No puedo ni siquiera describir este sentimiento. Si tienen un sueño, ¡búsquenlo!”, indicó la primera campeona del año.