Luego de algunas semanas donde se manejaron decenas de rumores y posibles escenarios, parece ser que todo está definido. Los Steelers por fin han llegado a un acuerdo con los Raiders para concretar el intercambio de Antonio Brown a su equipo, poniendo así fin a una etapa que muchos pedían que concluyera desde hace tiempo.

Se decía que Antonio Brown, uno de los mejores receptores que tiene la NFL hoy en día, jugaría con los Buffalo Bills tras haber llegado a un supuesto acuerdo, mismo que se desmintió hace muy poco tiempo, dejándole así la puerta abierta a los Raiders de cumplir con sus aspiraciones de conseguir a este jugador ‘franquicia’.

Terminó la novela: Steelers y Raiders llegaron a un acuerdo por Antonio Brown

Getty Images

Se dice que las negociaciones entre los Steelers y Raiders no fue nada fácil, pues las cuestiones económicas para hacerse de Brown fueron complicadas; Antonio estaría recibiendo un salario de $54.1 millones de dólares donde $30.25 de ellos estarían garantizados. Brown tiene tres años restantes en su actual acuerdo, con salarios base programados de $12.625 millones en 2019, $11.3 millones en 2020 y $12.5 millones en 2021, pero no tiene dinero garantizado en el resto de su contrato.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Now in silver and black: @ab! 💼

Una publicación compartida de NFL (@nfl) el

Además de esto, según algunas fuentes, los Raiders obtuvieron a Brown a cambio de selecciones de tercera y quinta ronda del Draft del 2019, hecho que no está confirmado al 100% pero es un revulsivo importante que habría acelerado el acuerdo entre ambos equipos.

Todo por fin se concretó y las imágenes que circulan en las redes sociales donde Antonio Brown ya tiene el uniforme ‘Negro y Plata’ de los Raiders pone todo sobre la mesa, incluso por el mismo jugador y la NFL, así que no, no teman, no se caerá el movimiento como muchas otras veces.

Terminó la novela: Steelers y Raiders llegaron a un acuerdo por Antonio Brown

Getty Images

Antonio Brown entonces dejará su lugar a un jugador experimentado como lo es JuJu Smith-Schuster, quien será el receptor primario en Pittsburgh y el jugador principal de la ofensiva en 2019. Durante la campaña pasada tuvo muy buenos números, pues obtuvo el mayor número de recepciones de los Steelers con 111 y fue al primer Pro Bowl de su carrera.

Raiders se refuerza con un gran jugador con muchos años de trayectoria y con miras a un nuevo año en la NFL donde quieren mejorar lo hecho la campaña pasada, parece haber algo prometedor ahí.

https://instagram.com/sopitasdeportes