Después del fracaso de Estados Unidos en el Mundial de Basquetbol, en el que cual finalizó en el séptimo sitio, el equipo de las Barras y las Estrellas pone la mira en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 como revancha.

Previo al Mundial, 15 jugadores NBA se bajaron del barco a la mera hora, por lo que Estados Unidos se presentó con un equipo alterno, sin embargo, los olímpicos pintan para otra cosa y de entrada Steph Curry, la estrella de los Golden State Warriors, ya levantó la mano.

Con la Selección de Estados Unidos, Curry tiene dos medallas de oro en el Mundial, pero nunca ha asistido a unos Juegos Olímpicos.”Definitivamente quiero ir. Los Juegos Olímpicos son la experiencia que quiero. Y espero que el año que viene sea así”, indicó el base.

Getty Images

Respecto al papel realizado por la Selección en el último Mundial, indicó que pese al séptimo sitio conseguido, Estados Unidos no deja de ser la máxima potencia en la disciplina, aunque Kobe Bryant asegura que los días del Dream Team ya pasaron.

Todavía somos los mejores. Si conseguimos a los muchachos que se supone que deben estar allí representándonos en la etapa olímpica y el compromiso, creo que estará allí el año próximo”, explicó Curry.

Para la próxima temporada, Curry tendrá que echarse a los Warrior a los hombros, luego de la salida de Kevin Durant a los Brooklyn Neets y la lesión de ligamentos cruzados en la rodilla de Klay Thompson, quien volvería a las duelas hasta el próximo año. A ellos se le suma la incorporación de DeMarcus Cousins a los Lakers y el retiro de Shaun Livingston.

Getty Images

http://instagram.com/sopitasdeportes