Pese a que los pronósticos tras la cirugía en la mano izquierda apuntaban a que Steph Curry estaría fuera de las duelas por un periodo de tres meses, la estrella de los Golden State Warriors podría perderse el resto de la temporada, pues la fractura es más delicada de lo que se pensaba.

De acuerdo con información de Marca, la fractura del metacarpo del dedo índice es más grave de lo que se pensaba, por lo que el periodo de recuperación será más lento, según lo revelado por una fuente cercana al periodista Ric Bucher.

Getty Images

Según este reporte, Curry estaría listo para volver a las duelas en la última semana de la temporada regular, por lo que ya no tendría caso que Curry compita y se ponga en riesgo, ya que para ese momento los Warriors estarían sin posibilidades de playoffs.

Los Warriors han sufrido de más desde los playoffs de la temporada pasada por el tema de las lesiones que han mandado a sus jugadores al quirófano. Kevin Durant fue el primero al romperse el tendón de Aquiles, aunque ya no está en la franquicia.

Getty Images

Después le siguió Klay Thompson por la rotura de ligamentos cruzados y ahora se une Steph Curry, quien era la esperanza para salvar la temporada, en la que Golden State tiene marca de 2-6, con los que son antepenúltimos en el Oeste.