Después de que la Organización Mundial de la Salud declarara como una emergencia internacional la propagación del coronavirus, los eventos de entretenimiento y deportivos se han visto afectados, incluida la actividad de la Superliga China, que debería comenzar el próximo 22 de febrero.

Sin embargo, ante esta emergencia de salud, la Asociación China de Futbol anunció que el arranque del torneo de futbol se modificará, aunque no anunció por cuánto tiempo se aplazará.

“Para cooperar con la prevención y el control del brote y para garantizar la salud de jugadores, empleados y aficionados, se pospondrá el comienzo de la temporada 2020 para partidos de futbol de todos los niveles en el país”, indica la AFC en un comunicado.

Getty Images

Ante esta situación se verán afectados los equipos que disputan la Liga de Campeones de Asia, la cual arranca en dos semanas. Los equipos chinos que participan en este torneo son el Beijing, Shanghai Shenhua, Guangzhou Evergrande y Shanghai SIPG.

Los cuatro equipos podrían jugar sus partidos de local fuera del territorio chino para garantizar la seguridad y la salud tanto de los jugadores, como de trabajadores y aficionados.

Getty Images

También se analiza la opción de que los equipos chinos jueguen la primera vuelta de la fase de grupos como visitantes, con la esperanza que el virus sea controlado para el mes de abril, cuando se inicia la segunda vuelta.