Las Chivalácticas se están desinflando. El cuadro tapatío cayó 3-0 frente a la mejor versión de Tigres en lo que va del torneo y con ello los rojiblancos pierden el invicto.

Tal vez las Chivalácticas no merecían perder por tres goles de diferencia, pero es una realidad que no hizo mucho por ganar el encuentro, sobre todo después del descanso, cuando mostró su versión más pasiva.

Mexsport

Después de cinco jornadas, la lectura del torneo de Chivas es otra, pues de decir que era un equipo invicto, ahora el análisis muestra sólo un triunfo en cinco fechas y hasta Cruz Azul (7) ya tiene más puntos que el Rebaño (5). Por cierto, La Máquina es el siguiente rival de lo que va quedando de las Chivalácticas.

Tigres pegó a los 52 minutos con Enner Valencia, quien se reencontró con el gol después de 10 meses. Luis Quiñones desbordó por el costado izquierdo y sacó un centro raso al área, donde entró Valencia sólo para empujar el esférico.

Ocho minutos después, la ventaja de los regios aumentó tras un polémico penal de Jesús Molina sobre Gignac. El francés se encargó de ejecutar la pena máxima y lo hizo como se debe: raso, fuerte y pegadito al poste.

Chivas pudo acercarse en el marcador, pero Oribe Peralta, quien había ingresado de cambio por José Juan Macías, pero el exjugador de la Selección Mexicana falló la más fácil de su carrera, pues se encontró frente al arco y con Nahuel Guzmán vencido, sin embargo, el “Hermoso” le pegó mal el balón.

El error lo pagó caro el chiveríó, pues al 71’ cayó el tercero, cuando Valencia hizo lo que quiso por el lado derecho y al final sacó un centro retrasado para Gignac, quien volvió a ponerla pegadito al poste.