Getty Images

Tigres enfrenta a su propia soberbia como el principal oponente en el Guardianes 2020

En gran parte de la última década, Tigres arrancó los torneos como uno de los principales candidatos al título, en gran parte por su basto plantel. Para el torneo Guardianes 2020 la situación no cambia.

Los felinos tienen una de las nóminas más grandes del futbol mexicano. Línea por línea, el equipo regiomontano supera prácticamente a los otros 17 equipos del futbol mexicano y se puede dar el lujo de tener mejor plantel en la banca que varios planteles titulares (al menos en el plantel) como Puebla, Querétaro, Mazatlán, Pumas, entre otros.

Cuando Tigres se dedica a jugar, el rival la pasa mal, y cuando aprieta el acelerador, los tres puntos son casi una garantía, sin embargo, el club regiomontano cuenta con un punto débil: la soberbia.

El único pecado de Tigres

En la última década, Tigres ha ganado cinco títulos de la Liga MX de los siete que tiene en total, sin embargo, pudo haber ganado más campeonatos, tanto nacionales como internacionales, incluso amistosos. Santos es quizá el equipo que más se ha beneficiado de ello al echar a los felinos en Liguillas.

Tigres enfrenta a su propia soberbia como el principal oponente en el Guardianes 2020

Getty Images

El caso más reciente para ejemplificar este caso es la Copa por México, en la que Tigres sólo pudo ganar uno de los cuatro partidos que disputó. El resto los empató debido a un exceso de relajación.

A Mazatlán lo dominó y hasta los humilló en los primeros 20 minutos, y después se conformó con el empate 0-0. Al Atlas lo tuvo en la lona, pero los rojinegros le sacaron el 2-2 en la última jugada, cuando los felinos habían dejado de competir.

Caso similar sucedió ante Cruz Azul, en las Semifinales, instancia en la que los capitalinos empataron 1-1 en tiempo agregado y después se impusieron en penales pese a que habían fallado el primero de sus lanzamientos.

El propio estratega de Tigres, Ricardo Ferretti, ha aceptado que su equipo peca de soberbia. “Nos falta un poquito más de humildad”, aceptó tras la eliminación de su equipo en la Copa MX, ante el ahora desaparecido Zacatepec en 2017.

Un año después, Ferretti calificó a su equipo como “unos aburguesados Tigres”, luego de que su equipo fuera eliminado en las Semifinales del Clausura 2018 en Torreón.