NFL

El fracaso de los oráculos, la novatada a Goff y la leyenda Brady: Lo que nos dejó el Super Bowl

La paciencia mantuvo a miles de seguidores al frente del televisor después de tres cuartos en los que sólo se anotaron seis puntos, producto de un par de goles de campo. Sin embargo, el premio llegó en forma de drama para el último cuarto, donde los New England Patriots se apuntaron su sexto Super Bowl al imponerse 10-3 y empataron la marca de los Pittsburgh Steelers como el máximo ganador en la historia.

Fue un partido atractivo, si lo vemos desde el punto de vista defensivo y en la que los pateadores tuvieron un papel de mayor peso ante constantes despejes y que también nos dejó cosas para analizar.

Novatada

El Super Bowl le quedó grande al quarterback de los Rams, Jared Goff, quien falló en los momentos clave, incluso fue capturado previo a los primeros tres puntos de la franquicia angelina. Desde el segundo periodo ya sabíamos que no sería elegido como MVP del partido.

A sus 24 años, el Super Bowl le quedó grande a este quarterback de 1.93 metros de estatura.

Getty Images

La marca de la vergüenza

Las Chivas duraron más en el Mundial de Clubes que las ofensivas de los Rams en el Super Bowl, por lo que se convirtieron en el primer equipo que hila siete despejes. Además, se convirtieron en la ofensiva menos productiva en la historia del Super Bowl al igualar la pobre marca de los Dolphins, cuando fueron derrotados 24-3 por los Dallas Cowboys.

Los oráculos se quedaron cortos

Alexa y Cortana habían pronosticado que el Super Bowl sería jugado por los Kansas City Chiefs y los New Orleans Saints, pero fallaron, así que el nuevo oráculo de la NFL fue Tony Romo, quien había asegurado que el partido iba a terminar con un cerrado 28-24 “y creo que los que tengan 24 puntos, tendrán el balón al final, pero no anotarán”, sin embargo, el ex quarterback de los Cowboys se quedó muy lejos de lo que en realidad sucedió, sobre todo en el marcador, que incluía 52 puntos… tuvimos que conformarnos apenas con 13.

Leyenda pura

Tom Brady jugó su noveno Super Bowl y puede contarle a sus hijos que sólo se le han escapado tres. No hay jugador con más anillos en la historia de la NFL y a pesar de sus 41 años, apunta para seguir algunos años más como líder de los Pats y posiblemente no sea la última vez que lo veamos en un Super Bowl.

Getty Images

Comenta con tu cuenta de Facebook