Usamos un viejo refrán para poder describir lo que está pasando en la actualidad con el Tottenham Hotspur. “Candil de la calle, oscuridad en la casa” significa que fuera de su hogar se luce y justo los Spurs están en esa posición.

Este fin de semana derrotaron 4-0 al Huddersfield en el Kirklees Stadium con una demostración grandiosa de futbol. Los muchachos de Mauricio Pochettino mostraron por qué son candidatos al título de la Premier League con este gran resultado.

Hasta ahí todo muy bien con el club londinense. Sin embargo, los problemas se le presentan, curiosamente, cuando son locales. Cabe recordar que Tottenham está jugando en Wembley esta temporada por la construcción de su estadio.

Queda claro que el mítico estadio solo es su hogar temporáneo, pero de plano no han podido adaptarse. En cinco partidos como locales en todas las competencias los resultados son sumamente inconsistentes. Dos victorias muy apretadas, dos empates y una derrota. Sí, parece no tan malo pero los empates han sido contra Burnley y Swansea, equipos de menor calidad.

Foto: Getty Images

¿Y el candil de la calle?

Es muy claro que Pochettino y sus pupilos se sienten muy cómodos jugando en estadios ajenos. La racha que tienen sumando todos los torneos es muy buena.

De cinco partidos jugados tienen cinco victorias. Asimismo, anotan mucho pues el promedio en estos cinco juegos es de tres tantos, número que cualquier equipo quisiera y más de visitantes.

Por si fuera poco, esto también se nota con la producción de Harry Kane. En Wembley el delantero inglés apenas suma dos tantos. Mientras, cuando juega en casa de otros acumula nueve dianas en toda la competencia.

Ahora, queda ver si el Tottenham llega a mejorar su paso en casa. Si lo logra y mantiene los resultados como visitantes, cuidado que lo podríamos ver levantar el título.

Pleca Instagram Deportes