Getty Images

Sin goles y sin defensa no hay paraíso (ni Champions) para el Tottenham de Mourinho

Hacer un gol o dos en un partido, no es garantía para el Tottenham, y los seguidores de los Spurs se dieron cuenta de ello en su regreso a la Premier League en el duelo contra el Manchester United, frente al cual se pusieron adelante en el marcador con un tanto de Steven Bergwijn.

La combinación entre la eficacia ofensiva de los Spurs y la debilidad defensiva tienen al Tottenham cada vez más lejos de los puestos de Champions League, pues Manchester United empató a nueve del final con un penal ejecutado por Bruno Fernandes.

Tres goles para sellar triunfos

Con ello, el equipo dirigido por José Mourinho suma cuatro partidos consecutivos sin victoria con el común denominador que en los tres, ha recibido goles. El Tottenham también los ha hecho, pero no en la cantidad suficiente.

Sin goles no hay paraíso (ni Champions) para el Tottenham y Mourinho

Getty Images

El último triunfo del Tottenham sucedió frente al Aston Villa, al cual le tuvo que marcar tres tantos para sellar el triunfo 3-2 en la jornada 26.

Fragilidad defensiva

Después le hizo uno al Chelsea, que respondió con dos y en la fecha 28 le hizo dos al Wolverhampton de Raúl Jiménez, pero el equipo del mexicano marcó tres.

En cuatro partidos consecutivos, el equipo de Mourinho ha recibido al menos un gol en cada uno. El último juego sin daños en el arco fue en la fecha 25, contra Manchester City, al que venció 2-0.

Sin defensa, el estilo de Mourinho no suele funcionar, pues el portugués tiene la identidad de ser un estratega que prioriza la zona baja y basa su ataque en contragolpes.

Sin goles no hay paraíso (ni Champions) para el Tottenham y Mourinho

Getty Images

Desde ese entonces, los Spurs han sumado ocho puntos de 18 posibles, lo que explica cómo se le va el tren de la Champions a Mourinho.