Salim Lamrani no tenía como objetivo profesional convertirse en el traductor de Marcelo Bielsa. De hecho, ni es traductor. Salim cuenta con un interesante perfil académico con el que tenía su vida hecha antes de que el destino lo colocara como traductor del “Loco”.

Lamrani es francés y estudió Relaciones Internacionales y se ha especializado en la relación entre Estados Unidos y Cuba. Cuenta con un doctorado y ha impartido conferencias por diversos países, algunas de ellas organizadas por la UNESCO.

Habla español mejor que Jorge Campos o Julio César Chávez y el inglés lo tiene dominado. Ha escrito cinco libros sobre la relación entre Estados Unidos y Cuba, uno de ellos centrado en la figura de Fidel Castro y para que se den un quemón, Nelson Mandela fue uno de sus prologuistas.

Compartió otras publicaciones con ganadores del Premio Nobel como Rigoberta Menchu, José Saramago y Nadine Gordimer, entre otros. Su amplio curriculum lo ha llevado a impartir clases en la Universidad de la Isla Reunión. En resumen, es un intelectual.

¿Cómo llegó con Bielsa?

Como todo hombre inteligente, Salim Lamrani es un apasionado del futbol y se declaró admirador de Bielsa cuando éste dirigía en Francia al Marsella. Sin embargo, su primer contacto fue en Rosario, en Argentina, durante un viaje del francés, y hubo empatía, relata Clarín.

Cuando Bielsa decidió aceptar la oferta del Lille, se puso en contacto con Lamrani para que le ayudara con las traducciones. El paso del “Loco” por el Lille fue tormentoso y corto, pero ayudó a que su relación con Lamrani se convirtiera en algo sólido.

Bielsa no dudo en contactarlo de nueva cuenta cuando le ofrecieron el puesto de técnico en el Leeds United y Lamrani no sólo aceptó, sino que renunció a su trabajo como profesor en la Universidad de Isla Reunión para dedicarse de lleno a la traducción de Bielsa, quien ha intentado aprender el inglés, aunque éste aún se le complica, pero la vida es fácil gracias Lamrani, quien se ha convertido en una especie de sobra de Bielsa en las conferencias de prensa, en las cuales traduce las preguntas de los reporteros con una voz tenue y lanza las respuestas del “Loco” en inglés con voz firme.