Quien haya dicho que el tamaño sí importa a la hora de hacer deporte, es que no conoce a Estevan Martínez ni ha visto su capacidad a la hora de combatir.

El video que le vamos a presentar tiene una semana en la red pero eso no quita que nos haya impresionado. En un combate de Jiu Jitsu

, se dio lo que pocos pensaban.

Estevan Martínez tuvo uno de los combates más difíciles de su carrera, cuando en un torneo en Alburquerque, Nuevo México, le tocó enfrentarse a un gigantón que todos comenzaron a apodar “Goliat”.

Y ya cuando vieron el tamaño de Estevan, comenzaron a hacer referencia a la épica y bíblica pelea entre David y Goliat. Esa es una enseñanza de que el tamaño no importa.

Eso mismo pasó con el muchachón de Estevan y chequen cómo se las arregló para triunfar: