Chivas buscará el milagro de la Liguilla en la última jornada frente al Veracruz, o lo que queda, ya que un total de 10 elementos han abandonado al club después de cobrar parte de los adeudos de la directiva y que fueron pagados por parte de la Comisión de Conciliación y Resolución de Controversias.

Los jugadores de las diferentes categorías del Veracruz, pueden rescindir contrato siempre y cuando puedan comprobar que los adeudos del club son mayores a dos meses.

Este derecho ya lo hicieron efectivos cinco elementos del primer equipo: el peruano Iván Santillán, el chileno Brayan Carrasco, el uruguayo Sebastián Rodríguez, el español Abraham González, así como el preparador físico Sergio Salas, de acuerdo con ESPN.

Getty Images

Carrasco indicó que le debían seis meses de salario y sobrevivió gracias a sus ahorros. “Llevo seis meses sin ver ningún peso”, dijo al deslindarse del club jarocho.

Los otros cinco elementos corresponden a las categorías con límite de edad: Guillermo Huber, José Baldovinos, José Flores y Melvin Martínez, de la Sub 20, así como Martín Barra de la Sub 17.

Getty Images

Después de finalizar el torneo se espera la fuga de más jugadores, entre ellos Carlos Salcido, quien se retira, y Kazim Richards, quien termina contrato. Otros jugadores con más de dos meses de adeudos podrían rescindir contrato, pues el club podría ser desafiliado de la Primera División el próximo 3 de diciembre.

El primer jugador del primer equipo en abandonar Veracruz fue Iván Santillán, quien en cuanto pudo cobrar el dinero por parte de la Femexfut, armó las maletas. Carrasco y González aprovecharon el descanso por la Fecha FIFA para hacer lo mismo.

Hasta el momento, ningún jugador mexicano se ha animado a rescindir contrato y todo ha quedado entre jugadores extranjeros, aunque al final del torneo todo puede suceder.