A la espera de la postura de la Liga MX, la Asociación Mexicana de Futbolistas anunció a través de un comunicado que los jugadores del Veracruz no se presentarán al partido del próximo viernes, ante Tigres, debido a los adeudos a jugadores tanto del primer equipo, como a la categoría femenil, Sub 20 y Sub 17, así como personal del equipo.

Esto representaría el descenso automático del Tibu, de acuerdo con declaraciones en días anteriores del presidente de la Liga MX, Enrique Bonilla, quien aseguró que Veracruz sería desafiliado y para la siguiente jornada formaría parte del Ascenso MX.

“Los futbolistas de los Tiburones Rojos del Veracruz, acordaron no jugar la próxima jornada del presente torneo Apertura 2019 ante los Tigres de la U. A. N. L., decisión que la Asociación Mexicana de Futbolistas (AMFpro) y todos los futbolistas de los planteles del futbol nacional apoyan de manera contundente y solidaria ante la clara afectación a sus derechos laborales, su integridad y dignidad como jugadores profesionales, hecho que ha sido recurrente en fechas recientes y no debe volver a presentarse”, dice el comunicado.

 

En la página de la liga sigue en pie el partido contra Tigres este viernes a las 21:00 horas y Tigres no ha cambiado planes para viajar al Puerto.

La Liga MX no se ha manifestado al respecto y en su último mensaje en la cuenta de Twitter invita a los jugadores del Tibu a presentar controversias, después de haber puesto personal en Veracruz durante el lunes y martes, sin que ningún jugador presentara quejas.

Los jugadores no habrían presentado quejas debido a que desean evitar contacto con los presidentes de la Liga MX y de la Federación Mexicana de Futbol, Enrique Bonilla y Yon de Luisa, respectivamente.

Mexsport

“Reiteramos, es indispensable que los Jugadores se apeguen a lo dispuesto en los ordenamientos aplicables con el fin de obtener las resoluciones que permitan poner fin a la situación que impera”, indica el comunicado de la Liga MX.

De acuerdo con TUDN, la única forma en la que Tiburones jugaría el viernes es con un acuerdo tras una reunión con los dueños de los equipos de la Liga MX.