Mexsport

Víctor Garcés es citado a declarar ante la UIF por presunto lavado de dinero

Víctor Garcés, el directivo favorito de la afición de Cruz azul, tendrá que declarar la próxima semana ante la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), la cual congeló sus cuentas bancarias, así como las de los hermanos Alfredo y Guillermo Álvarez Cuevas, vicepresidente y presidente, respectivamente, de La Máquina.

Garcés confirmó que cuenta con un citatorio para declarar sobre las acusaciones por presunto lavado de dinero, así como las contradicciones que se han encontrado en las declaraciones que ha realizado ante el Sistema de Administración Tributaria (SAT) y los ingresos y egresos de sus cuentas.

De acuerdo con ESPN, entre los años 2013 y 2018, Garcés recibió transferencias de poco más de 184 millones de pesos y en ese mismo lapso, el directivo de Cruz Azul (él sigue diciendo que es vicepresidente) declaró 36 millones 178 mil 709 pesos. Es decir, quedan volando más de 147 millones 821 mil pesos.

Víctor Garcés es citado a declarar ante la UIF por presunto lavado de dinero

Mexsport

Tan sólo el 24 de noviembre de 2014, Garcés habría abierto un fondo de inversión en la empresa GMB Fondos por 138 millones 870 mil pesos. De ese fondo habría retirado 10 millones el 5 de febrero de 2015 y otros 2.5 millones el pasado 10 de abril.

Asimismo, la información que publican los reporteros León Lecanda y Omar Flores Aldana, indica que las operaciones de Garcés entre 2013 y 2018 incluyen depósitos en efectivo, adquisición de autos de lujo, compra de propiedades en Estados Unidos, 46 vuelos a dicho país, así como pagos de tarjetas, despachos de abogados y fianzas y garantías en juzgados.

Garcés comentó que está abierto a declarar sobre la situación para aclarar confusiones, aunque lo hará después de presentarse para declarar ante la UIF la próxima semana.

Víctor Garcés es citado a declarar ante la UIF por presunto lavado de dinero

Mexsport

Por su parte, la Cooperativa Cruz Azul emitió un comunicado en el que expresa que las acusaciones son infundadas por un grupo de disidentes de la misma cooperativa “encabezados por José Antonio Marín, Víctor Manuel Vázquez y Juan Briseño”, para provocar una mala imagen de la cooperativa, así como desestabilizarla económicamente.

Cabe mencionar que en dicho comunicado no se nombra ni a los hermanos Álvarez ni a Garcés.