Víctor Garcés volvió a aparecer en público y volvió a hablar, y cuando eso sucede el Cruz Azul tiembla. A pesar de que no es recocido como parte de la directiva celeste en la Liga MX, el vicepresidente de La Máquina aseguró que se vienen nuevos tiempos en el equipo con un plan de austeridad en los fichajes.

Esto quiere decir que el conjunto cementero dejará de abrir la chequera como en cada mercado de fichajes, pues se amarrarán el cinturón para darle fuerza a las fuerzas básicas.

La falta de jugadores surgidos de la cantera ha sido unas de las principales quejas de los exjugadores cementeros por la falta de títulos y Garcés tomó apuntes de ello.

Mexsport

“Vamos a entrar en un programa de austeridad, vamos a darle una base a las fuerzas básicas. Vamos a bajar la nómina, vamos a establecer contratos bajo el sistema de bonos al éxito, porque como hemos estado haciendo las cosas no hemos podido alcanzar el campeonato. Tenemos que ver en qué fallamos y arreglarlo”, dijo el directivo a ESPN.

Adelantó que Guillermo Álvarez tendrá que rendir cuentas sobre su administración en 40 días ante el Consejo Directivo del Club Deportivo Social y Cultural Cruz Azul y que a pesar del plan de austeridad, no se plantea la salida de ningún jugador del plantel actual.

“Diría que nadie va a salir. Nadie puede salir en este momento. Todos tenemos que sumar. Somos una estructura y una estructura fuerte”, declaró.

Mexsport

En cuanto al nuevo estadio, Garcés comentó que deberá quedar listo en un periodo de tres años y que el dueño del inmueble será la Cooperativa, aunque aún no existe una sede definida, pese a que parecía un hecho que el lugar sería Tlanepantla.

“Tenemos algunas alternativas, pero cuando localizamos un área, la alcaldía o los vecinos se oponen por diferentes razones. Nosotros estamos buscando que ese estadio beneficie a la comunidad y sea bien recibido”, indicó.