Hay técnicos que no soportan perder y uno de ellos es Pep Guardiola, quien protagonizó tremendo berrniche con los árbitros en Anfield, luego de perder con el Liverpool.

Manchester City cayó por 3-1 con el Liverpool con polémica arbitral y Pep Guardiola no pudo contenerse. El técnico catalán fue captado en el área técnica gritando y haciendo ademanes un poco exagerados, sobre la marcación de algunas jugadas.

Y es que en el primer gol del Liverpool, que cayó prácticamente en el arranque del partido, parecía que había una mano a favor del Manchester City que hubiera terminado en penal para ellos. No obstante, los silbantes no señalaron nada.

Pero el berrinche de Pep Guardiola no terminó ahí. El ex del Bayern Múnich fue a darle la mano a cada uno de los silbantes al final del partido pero lo hizo con un poco de ironía. Mientras estrechaba la mano de los colegiados, prácticamente les estaba gritando.

Preguntad a Mike Riley y a los chicos del VAR. A mí me gustaría hablar de nuestra actuación, fue muy buena. Uno de los mejores partidos que hemos jugado“, declaró Pep Guardiola al final del partido, para Sky Sports. De igual manera, el catalán aseguró que para ellos y para los ‘Reds’ tiene que haber sido un honor, el haber dado esa clase de partido.

El Manchester City sumó su tercera derrota de la temporada en la Premier League y cayó al cuarto puesto de la tabla, a nueve puntos del Liverpool. Sí, falta un mundo en la campaña de Inglaterra pero parece ser que el bicampeón no la está pasando nada bien.