El mundo del deporte nos ha regalado otra escena de gran tensión en el futbol de Rumania, pues en el partido entre el Dinamo de Bucarest y U Craiova, el DT del primer equipo mencionado sufrió un infarto que espantó a toda la afición y los jugadores, por lo que tuvo que ser llevado en ambulancia al hospital y por poco no la cuenta.

DT del Dinamo de Bucarest sufrió un infarto en pleno partido y casi no la cuenta

Foto: Liga1Ro

Vamos a ver lo que pasó. Como ya mencionamos, Dinamo de Bucarest y U Craiova estaban disputando a penas la Jornada 2 de la Liga de Rumania donde el partido se desarrollaba con normalidad, sin nada extraño pero algunos minutos después de comenzar el partido, sucedió este inédito hecho.

Corría el minuto 25 del partido cuando de la nada Eugen Neagoe, DT del Dinamo de Bucarest, se desvaneció de la nada, siendo atendido por los miembros de su equipo en la banca para que respirara y se calmara pero la realidad es que le estaba dando un infarto, por lo que la tensión se apoderó del estadio.

Como se puede ver en el video, miembros del cuerpo técnico así como los jugadores, se espantaron y llamaron de inmediato a la ambulancia del lugar, por lo que aunque tardó algunos instantes, llegó a atenderlo de inmediato antes de que ocurriera cualquier situación poco favorable.

El partido fue detenido ya que el árbitro se percato de lo que estaba ocurriendo, por lo que dio tiempo de que se llevaran a su DT en la ambulancia; llegó al área de la banca, los médicos bajaron una camilla, lo subieron y se lo llevaron. El juego se reanudó sólo dos minutos después de esto y no dio lugar a saber más del asunto, por lo que siguieron jugando.

DT del Dinamo de Bucarest sufrió un infarto en pleno partido y casi no la cuenta

Foto: Liga1Ro

Eugen Neagoe tiene 51 años de edad, se ve un hombre ‘fuerte’ aún pero hechos como estos son impredecibles y suelen pasar de vez en cuando, por lo que a partir de ahora tendrá que cuidarse aún más ya que casi no la cuenta, pues los reportes indicaron que el DT del Dinamo estuvo a punto de pasar a una situación crítica donde poco se hubiera podido hacer, así que tuvo mucha suerte esta vez pero tendrá que ser más precavido.

Por desgracia esta no es la única vez que el Dinamo de Bucarest sufre por una situación así, pues en el año 2000 Catalin Hildan, jugador del club, murió debido a un infarto al igual que Patrick Ekeng, quien sufrió el mismo destino pero en el 2017. Una ‘maldición’ que persigue a este equipo.

http://instagram.com/sopitasdeportes