El segundo boleto a la final de la Champions League, se disputó en Holanda. Ajax y Tottenham buscando llegar a la disputa por el título en el Wanda Metropolitano.

El obligado era el Tottenham pero el Ajax fue el que empezó con las oportunidades más claras. Por eso a los 4 minutos, De Ligt se levantó dentro del área tras un tiro de esquina y con la cabeza terminó mandando el balón al fondo de las redes.

El Tottenham puso el empate en el poste, tras un disparo de Heung Min Son y dicen que el que perdona pierde. Por eso los holandeses clavaron el segundo antes de finalizar el primer tiempo.

Dusan Tadic recibió por izquierda, se metió al área y Hakim Ziyech disparó de pierna zurda para poner el balón lo más lejos posible de Hugo Lloris.

Para la segunda parte el Ajax aflojó y ahora sí, el Tottenham pudo aprovechar para acercarse en el marcador. Dele Alli hizo una gran jugada, tomó el balón Lucas Moura y cruzó ante Onana para acercar en el global a los de Londres.

Los de Pochettino se llenaron de valentía y el empate, en Holanda, lo consiguieron casi de inmediato. André Onana hizo un atajadón tras un remate a bocajarro, pero cuando quiso quedarse con el balón terminó dejándolo suelto. Lucas aprovechó el error y cruzó con potencia para hacer el segundo.

El Ajax estrelló el balón en el poste en dos ocasiones y se perdió el gol que les hubiera dado el pase. Pero sobre todo la tranquilidad. Y en los minutos finales, el Tottenham pudo marcar el tanto que les diera el pase pero se quedó en la línea de gol.

Y ya en la última jugada, Lucas Moura consiguió su hat-trick. Definió de pierna derecha, pegado al poste para darle el pase a los Spurs.

Para el Tottenham será su primera final de Champions League en la historia. El Ajax aumentará su sequía de 23 años sin llegar.

http://instagram.com/sopitasdeportes