En el arranque de la Fecha FIFA con amistosos internacionales, una Alemania ‘B’ de Joachim Löw empató con Argentina con Marchesín como titular.

Serge Gnabry confirmó su gran momento con el Bayern Múnich con la Selección de Alemania. Klostermann desbordó por derecha y metió un centro para que el jugador de los bávaros la empujara ante el intento de achique de Agustín Marchesín.

El dominio de Alemania era claro y contundente. Los germanos volvieron a esa época en la que ganaban, gustaban y goleaban… o sea antes del 2018.

Por eso a los 22 minutos cayó el segundo de los teutones con una conexión de jóvenes. Gnabry recibió por derecha y centró perfecto para Kai Havertz, quien empujó con la pierna zurda para vencer a Marchesín, quien ahora sí no pudo hacer nada.

Pero así como dijimos que era un dominio claro el de Alemania, en el segundo tiempo volvió a mostrar esas dudas que lo han perseguido en los últimos meses.

Fue Lucas Alario el que le dio otra cara al partido. A los 66 minutos, el delantero del Bayer Leverkusen hizo un verdadero golazo al marcar de cabeza, poniendo el balón apenas por debajo del travesaño.

Ese gol les dio el empujón anímico que necesitaba el equipo de Lionel Scaloni y metieron en su propio arco a Alemania, que no volvió a tener una clara.

Ya en los minutos finales, otro jugador que entró de cambio como Lucas Ocampos se encargó de hacer el tanto del empate. El jugador del Sevilla le pegó de primera intención dentro del área y con un desvío de la defensa, Ter Stegen no pudo hacer nada.

El siguiente encuentro de Alemania será frente a Estonia, correspondiente a las Eliminatorias de la Eurocopa 2020. Mientras que la Albiceleste ahora se medirá a Ecuador, en otro encuentro de carácter amistoso.