Foto: Especial

Edson 22′, dos expulsados y dos penales: Ajax y Chelsea regalaron fiesta de goles

Cayeron ocho goles en Stamford Bridge, Edson Álvarez jugó poco más de 20 minutos para que el Chelsea y el Ajax empataran 4-4 en la Champions League.

El primer gol fue de Tammy Abraham, pero en propia puerta. En el intento por despejar un centro, el delantero inglés machucó el esférico y terminó por mandarlo al fondo de su propia portería, sin que Kepa Arrizabalaga pudiera hacer algo.

Un minuto después, el silbante marcó un penal para el Chelsea por una falta sobre Christian Pulisic, que se confirmó después de revisar el VAR.

El encargado de cobrar fue Jorginho y el brasileño naturalizado italiano, lo hizo con mucha calma. Lo cobró a la izquierda del arquero, quien se tendió hacia su costado derecho y el partido se empató.

El toque de Hakim Ziyech fue mágico para el segundo tanto del Ajax, en el que apareció Quincy Promes dentro del área y con la cabeza lo mandó al fondo de las redes.

La suerte acompañó al Ajax en la primera parte, aunque Ziyech intentó un golazo de tiro libre por derecha que techó a Kepa pero pegó en el poste y en el rebote, el propio arquero la terminó mandando al fondo.

En el arranque del segundo tiempo, el Ajax parecía que liquidaba el marcador. Donny van de Beek alcanzó a controlar el balón y disparó de pierna derecha, para dejar parado a Kepa y hacer el 1-4 en Stamford Bridge.

A los 63 minutos, cayó el 2-4 del Chelsea, que parecía que solo haría más decente el marcador pero sería el comienzo de una remontada épica. El capitán de los ‘Blues‘ apareció a segundo poste sólo para empujar el esférico, con media hora por delante.

El verdadero cambio en el partido llegó a los 68 minutos. Daley Blind metió la manó dentro de su área, se fue expulsado y el silbante señaló penal para el Chelsea. Por si fuera poco, Joel Veltman reclamó fuerte y vio la segunda tarjeta amarilla para dejar al Ajax con 9.

El encargado de cobrar fue otra vez Jorginho  y lo volvió a hacer con maestría. Engañó a Onana una vez más, para poner el 3-4 y volver loco a Stamford Bridge.

El empate llegó prácticamente de inmediato. Tras una serie de rebotes dentro del área, Reece James, quien había entrado de cambio en el segundo tiempo, disparó para mandarlo al fondo de las redes.

El quinto gol, el de la voltereta ya había caído. Otra vez con una serie de rebotes que terminaron venciendo a Onana con un disparo del capitán Azpilicueta, pero tras revisarse en el VAR, se anuló por una mano.

El siguiente partido del Chelsea será ante el Valencia, el rival que le ganó en Stamford Bridge en la jornada inaugural. El Ajax se medirá al Lille.