En lo que fue un partidazo, Real Madrid y PSG empataron 2-2 en el Santiago Bernabéu, en la quinta jornada de la Champions League.

Las primeras opciones del partido fueron para el PSG pero Mauro Icardi falló en dos ocasiones. Por eso a los 17 minutos, Karim Benzema cruzó su remate dentro del área tras un centro de Dani Carvajal, para poner por delante al Real Madrid.

El gol hizo mejorar a los merengues para adueñarse del encuentro pero con poca contundencia. Primero con un disparo de Toni Kroos que pasó por encima del travesaño, después con un derechazo de Eden Hazard que Keylor Navas tapó en el fondo y después con otro remate en tiro de esquina, que el arquero atajó.

El cierre del primer tiempo se llenó de polémica, pues el árbitro señaló penal sobre Mauro Icardi y expulsó a Thibaut Courtois. Sin embargo tras revisarse en el VAR, se marcó una falta previa sobre Marcelo, que terminó anulando todo.

Para la segunda parte, Toni Kroos ensayó con uno de esos disparos colocados que tan bien le salen pero en esta ocasión, el balón pasó apenas por un lado del poste izquierdo, ante la mirada de Keylor Navas.

Los parisinos lo intentaban al contragolpe y con jugadas rápidas pero fallaban mucho en el último toque, para que el Real Madrid mantuviera la ventaja. La mala noticia para los blancos fue que Eden Hazard salió lesionado tras un choque con Meunier… en su lugar entró Gareth Bale.

Real Madrid consiguió el segundo, otra vez con Karim Benzema como protagonista. Marcelo centró por izquierda y el francés apareció para picar su remate con la cabeza.

No obstante en esta ocasión la reacción del PSG fue casi inmediata y con un error en defensa. Raphael Varane punteó un balón que ya era de Courtois, para dejárselo a Kylian Mbappé y que el francés sólo lo empujara al fondo.

Y fue ese 2-1 el que le dio el valor a los parisinos para encontrar el empate casi de inmediato. Tras un disparo que la defensa rebotó dentro del área, Pablo Sarabia le pegó de pierna zurda, colgándolo en el ángulo y dejando parado a Courtois.

Y en la última jugada del partido, Gareth Bale estrelló el balón en el poste izquierdo, cobrando un tiro libre de fuera del área.

Con el empate, Real Madrid se quedará en el segundo puesto del grupo y el PSG con el primero, para el sorteo de los Octavos de Final.