Cuando un equipo simplemente no responde, siempre se buscan a los culpables; se señala a quien no colabora, no se le ven ganas de ganar y muchos menos siente la derrota… pero ese no es el caso de Jesús Molina, un jugador que ha tratado de darlo todo por las Chivas pero que no ha podido revertir la situación. Nos regaló el momento de la semana pues lloró en la banca por el golpe que les dio Lobos BUAP. Tienes que verlo.

Amor por la camiseta nivel: Jesús Molina lloró en la banca por la derrota de Chivas

Getty Images

Con 31 años de edad, Jesús Molina llegó recientemente a las Chivas como uno de sus refuerzos estrella y siendo un titular indiscutible en el parado técnico de los ‘Rojiblancos’, lo ha tratado de dar todo. Se le ve muy participativo en el medio campo, cuando puede sube a atacar, si se le requiere defiende, anima a sus compañeros, pelea cada balón y podemos decir que es de lo más rescatable del equipo.

Ahora en esta Jornada 13 de la Liga MX, las Chivas extendieron su mala racha al sumar otra derrota más ante Lobos BUAP. Molina fue sustituido al minuto 82 por Dieter Villalpando y fue a sentarse junto a sus compañeros. No sabemos si fue impotencia de no poder hacer nada para ganar, si le ganó la tristeza del mal momento de Chivas o qué pasó, pero lloró desconsoladamente por la actualidad del equipo.

Tal como lo revela el video y apoyado en los comentarios del mismo, la afición del Rebaño respalda totalmente a Jesús, incluso lo ponen sobre los canteranos del club pues a su parecer, con todo y pasado americanista, el amor que le tiene a la camiseta es grande y no sólo porque lloró, sino que sus acciones en la cancha reflejan el compromiso que le hace falta a más de la mitad del equipo.

Las lágrimas de Molina no son para menos. Esta derrota de Chivas ante Lobos BUAP no sólo implicó perder puntos en el camino rumbo a una posible liguilla, sino que es también el sexto partido al hilo donde no conocen la victoria y se están encaminando al descenso.

Amor por la camiseta nivel: Jesús Molina lloró en la banca por la derrota de Chivas

Getty Images

Jesús Molina comentó en años pasados ser americanista de corazón pero no cabe duda que lleva los colores rojo y blanco en su interior. Es una lástima el momento que vive Chivas pero aún con 4 jornadas más por delante, es factible reponer el camino.