Dolphins y Steelers cerraron la Semana 8 de la NFL con un duelo de equipos con marca negativa que ganó Pittsburgh tras empezar perdiendo.

Mason Rudolph regresó como titular con los Steelers pero no del todo bien, pues en su primera seria ofensiva fue interceptado por Howard en su yarda 26 y Ryan Fitzpatrick lo aprovechó con pase de 5 yardas para que Williams anotara.

La visita sorprendía a todos y más aún cuando forzaron una cuarta oportunidad en su campo, Pittsburgh se la jugó y lograron pararlos.

Esa serie ofensiva también la aprovechó Ryan Fitzpatrick para mandar un pase a Allen Hurns de 12 yardas y que los Dolphins pusieran ventaja de 14, aún dentro del primer cuarto.

La reacción de los Steelers llegó con un gol de campo de Chris Boswell de 42 yardas y por una tremenda actuación de su defensa, que terminó interceptando a Fitzpatrick en su yarda 44, para que Pittsburgh se acercara en el marcador.

Una interferencia de pase de Johnson parecía terminar con las aspiraciones de los Steelers de acercarse pero el mismo Dontae completó después una recepción de 45 yardas para mandar el marcador 14-10 al descanso.

Los errores de los Dolphins los terminaron condenando, pues luego de que Boswell fallara un gol de campo, Fitzpatrick intentó un pase profundo que terminó siendo interceptado.

Esa intercepción dio pie a la mejor serie ofensiva, quizá de toda la temporada para los Steelers. Recorrieron 97 yardas en casi 8 minutos y con 13 jugadas, para que Rudolph encontrara a Smith-Schuster con una recepción de 26 yardas y Pittsburgh ya lo ganaba en el tercer cuarto.

Los Dolphins estaban comandando una muy buena seria ofensiva cuando llegó una cuarta oportunidad, Fitzpatrick lo intentó con un acarreo propio pero se quedó corto, luego de que Mike Tomlin retara la jugada.

Esa serie ofensiva que derivó para los Steelers, volvió a terminar con siete puntos tras un acarreo de James Conner de 9 yardas, que terminó en las diagonales.

La jugada que terminó liquidando las aspiraciones de los Dolphins fue un fumble de Walton, que terminó recuperando la defensa de los Steelers. Por si fuera poco, lograron que Pittsburgh despejara pero en la siguiente serie, Fitzpatrick soltó el balón en una captura y ese intercambio de balón, le costó a los Dolphins otros tres puntos con un gol de campo de 41 yardas de Chris Boswell.

El triunfo deja a los Steelers con marca de 3-4, mientras que los Dolphins sumaron su segunda campaña, de las últimas tres, con marca de 0-7.