¡Esto es unión! Jugadores del Bayern y Hoffenheim ‘cascarearon’ los últimos minutos como protesta

Los jugadores del Bayern Múnich y Hoffenheim se unieron en una 'protesta' nunca antes vista. En un partido que parecía se iba a suspender por culpa de los

La Bundesliga nos acaba de regalar una de las postales más memorables en la historia del futbol. Un partido que tenía que ser suspendido terminó en un ejemplo de unión a seguir y es que los jugadores del Bayern Múnich y Hoffenheim cascarearon’ los últimos 13 minutos de su partido como forma de protesta, mostrando que pese a las adversidades, entre atletas siempre habrá apoyo.

La situación estuvo así. A lo largo del segundo tiempo en particular, la afición del Bayern Múnich estuvo lanzando ofensas a Dietmar Hopp, dueño del Hoffenheim.

Entre lo que sucedió en las gradas, hubieron pancartas insultando y ofendiendo a este personaje pues los aficionados ‘Bávaros’ se fueron con todo contra él: “Que lo sepa todo el mundo, Hopp rompe su palabra, hijo de puta”.

El árbitro frenó el partido en un par de ocasiones pero todo se pasó de la raya por el minuto 77’, cuando definitivamente puso alto al encuentro y le pidió a los jugadores que abandonaran el terreno de juego.

Los jugadores del Bayern Múnich fueron hasta la grada donde se encontraban los ultras con las pancartas ofendiendo al dueño del Hoffenheim y les pidieron que se fueran o que al menos tiraran las mantas; ellos no hicieron caso y siguieron difamando a Hopp.

Salieron del terreno de juego y después de casi 10 minutos se pensaba que este se iba a suspender pero de forma increíble el árbitro les pidió que regresaran al campo. Esto no se ha confirmado pero aparentemente los jugadores se pusieron de acuerdo y comenzaron a ‘cascarear’, pasando el balón de un lado a otro.

Fueron 13 minutos los que restaban del partido y los 22 jugadores, incluyendo a los porteros, se fueron al centro del campo a pasar el balón, a platicar entre ellos, jugaban con el rival y así terminó todo.

Una vez pitado el final, los 22 jugadores y parte del cuerpo técnico se abrazaron y felicitaron por lo que acababan de hacer. Más allá de que el Bayern Múnich ganó 0-6 al Hoffenheim, demostraron ante el mundo la unión que puede haber entre futbolistas. ¡Ejemplar!

Top Relacionadas