La antología de historias increíbles, raras y poco usuales, ha sumado otro capítulo más y es que ahora tenemos que transportarnos a la segunda división de Turquía donde ocurrió todo. En los minutos finales de un partido, el árbitro mar´co un penal que pudo significar el empate en el resultado; lo repitió 3 veces, expulsó al portero y aunque un defensa se puso en el arco, no hubo gol. ¡Una locura!

Se estaba jugando el duelo entre el Usakspor y Eregene Velinese de la Segunda División de Turquía, donde se llevaba la ventaja de un gol y todo se desarrollaba con normalidad hasta que llegó la recta final del encuentro donde todo pasó.

El árbitro marcó una pena máxima que pudo significar el empate para el Eregene Velinese, quien iba perdiendo, por lo que pusieron el balón desde el manchón penal y el delantero se dispuso a cobrar el impacto. Las gradas se llenaron de nerviosismo, había tensión en la cancha y todo se definía aquí.

El jugador del Eregene Velinese disparó al palo derecho del portero del Usakpor y el penal fue atajado. Todos creían que este partido ya estaba acabado ya que no quedaba tiempo para más pero el árbitro tomó una decisión extraña y es que repitió el penal debido a que el portero Ersin Aydin estaba adelantado de la línea de gol, por lo que le sacó una amarilla e iniciábamos de nuevo.

Se cobró de nueva cuenta el tiro penal y una vez más lo lanzaron al palo derecho del portero Ersin Aydin. Nuevamente este hombre se vestía de héroe al atajar el tiro pero el árbitro volvió a parar todo, pues desde su apreciación se volvió a adelantar y le sacó otra tarjeta amarilla, yéndose expulsado.

Como el equipo del Usakspor ya no tenía cambios, uno de los defensas se tuvo que poner de portero, Levent Aktug, quien no tenía experiencia alguna pero tuvo que tomar el lugar, por lo que ante la sorpresa de todos, adivinó que el disparo iba a ir al lado izquierdo de su posición, atajando el penal por tercera vez y ahora sí, dándole el triunfo a su equipo.

Usakspor sacó la victoria y sumó 3 puntos más en su camino por la Segunda División de Turquía. El árbitro se ganó un buen numero de enemigos pero al final del día, todo le salió bien a este equipo.