¡Qué oso! Portero cede ante la presión y anota el autogol más inaudito

La antología de historias increíbles, extrañas y hasta cierto punto divertidas, acaba de sumar un nuevo capítulo y es que ahora tenemos que ver un autogol inaudito. Se dio en Argentina, donde el portero cedió ante la presión del jugador rival y mandó el esférico a su propia portería, poniendo en desventaja a su equipo y ganándose algunos abucheos.

Se estaba disputando el encuentro entre Atlético Tucumán y Defensa y Justicia de la Superliga Argentina, mismo donde todo comenzó con normalidad pero antes de los 10 minutos se dio esta terrible acción que seguramente le provocará pesadillas al arquero.

Corría el minuto 7’ del encuentro cuando Ezequiel Unsain, portero de Defensa y Justicia, quería salir jugando desde su área y se le hizo muy fácil mandar un pase a la banda derecha, sin saber lo que estaba por venir.

Su compañero Juan Rodríguez recibió el esférico y de inmediato le llegó un rival a cubrirlo, Javier Toledo del Atlético Tucumán, por lo que optó por regresarle el balón al portero y ahí caería el gol.

Unsain de igual forma recibió la presión de un rival y su instinto le hizo dar un taconazo para girar y tratar de cubrir el balón… o eso creemos pues es que lo hizo con más fuerza de la debida y el balón fue rodando a la portería, alcanzando a entrar y dándole la ventaja momentánea a los locales por 1-0.

Para la buena fortuna de Exequiel Unsain, este hizo algunas buenas atajadas que le dieron vida a su equipo y al minuto 83’ Juan Lucero terminaría por empatar el juego, por lo que este punto milagroso calmó un poco la situación tras ese penoso autogol.

El punto de este juego dejó al Atlético Tucumán en la décima posición con 27 unidades, mientras que Defensa y Justicia está en el puesto 14 con 25 puntos.