El mundo del futbol nos regala una vez más una historia para la antología de momentos graciosos. Un futbolista brasileño llamado Wanderson que juega en el Ludogorets en Bulgaria, creyó que estaba viviendo un sueño, pues marcó un gol que le daba la ventaja a su equipo y se fue a festejar con su novia pero lo cómico es que de la emoción nunca se enteró que se lo anularon, por lo que al volver al campo se hundió en la pena del ‘oso’ que acababa de hacer.

Marcó gol, fue a festejar con su novia... ¡y ni se enteró que fue anulado!

Foto: Marca

Vamos a ver lo que sucedió. Estaban jugando el Ludogorets vs Slavia Sofia por la jornada 7 de la Liga de Bulgaría, donde los locales marchan invictos aunque no son líderes, pues sólo son rebasados por el Levski que les lleva un punto de diferencia.

El caso es que al minuto 79′ se suscitó todo, pues tras un gran centro por la banda derecha que llegó casi hasta la línea de fondo, Wanderson alcanzó a quitarse la marca y remató a portería, marcando el gol que les daba ventaja momentánea sin tomar en cuenta lo que estaba por suceder.

Wanderson de inmediato ignoró a todo el mundo, corrió por la línea, salió del campo, saltó la barda y se subió para festejar con su novia, quien lo veía desde la grada. El brasileño la llamó, le dio un beso y un abrazo; estaba sumamente feliz… tanto que jamás escuchó el silbato del árbitro, pues antes de brincar la barda, se reanudó el juego.

El gol del brasileño fue anulado casi de inmediato debido a que estaba en fuera de lugar, por lo que el arquero rival despejó de momento y todas las acciones siguieron. Aquí no aplicó la ‘ley del barrio’ donde se espera al jugador que ‘va por el balón’ si se vuela para reanudar el partido, pues todos jugaron sin esperar ni un segundo.

Marcó gol, fue a festejar con su novia... ¡y ni se enteró que fue anulado!

Foto: Marca

Wanderson regresó, vio que todo ya estaba en marcha y hasta que no miró a la pantalla y le dijeron sus compañeros, se dio cuenta de que su gol no había valido, por lo que aquel conmovedor al lado de su novia pro su gol, fue en vano.

El partido entre el Ludogorets y Slavia Sofia terminó igualado a 0 donde los locales llegaron a 15 unidades después de 7 juegos mientras que la visita se quedó con 9 y en la octava posición. Qué momento tan curioso.

http://instagram.com/sopitasdeportes