Entre todas las malas noticias de trajo la semana para los Golden State Warriors, ha surgido una buena. Klay Thompson y Kevin Durant, podrían quedarse en el equipo al menos un año más pese a que han terminado contrato y quedaron como agentes libres.

Golden State perdió sus tres juegos como local en la serie ante los Toronto Raptors, que se coronaron por primera vez en la historia tras seis juegos. En ellos, los Warriors fueron desarmado gradualmente por las lesiones.

Klay Thompson sufrió una lesión muscular en el segundo juego y reapareció hasta el cuarto, para después romperse el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda en el sexto partido, por lo que será operado y estará fuera cerca de seis meses.

Kevin Durant reapareció en el quinto juego tras superar una lesión en la pantorrilla, pero se rompió el tendón de Aquiles y si bien le va volverá a jugar en febrero. Esto pegó en el ánimo de los Warriors que cayeron en la serie 4-2, sin embargo Bob Myers, el gerente general de la franquicia californiana aseguró que los dos agentes libres renovarán contrato y se quedarán para la siguiente temporada.

Getty Images

No sería un muy buen gerente general si no entendiera lo valiosos que son para nuestro equipo. A veces se pierde, pero creo que cuando Kevin juega en las Finales de la NBA, hemos estado 9-1. Son gente por la que haces todo lo que puedes para mantenerlos dentro de tu organización”, declaró el directivo a ESPN.

La permanencia de Thompson es algo con los que Golden State cuenta, sin embargo, hay más dudas con Durant, quien tenía casi todo listo para mudarse a Nueva York con los Knicks, aunque ahora la lesión podría cambiar sus planes. No tengo idea de lo que Kevin va a hacer”, dijo Steve Kerr, el coach de los Warriors.

Getty Images

Sin embargo, Myers garantizó que hará todo lo que tenga su poder para retener a Durant y Thompson. “Esos tipos son muy importantes para nosotros y merecen ser recompensados de la manera correcta”.

http://instagram.com/sopitasdeportes