Wayne Rooney le entró bien y bonito al Guadalupe-Reyes y antes de regresar a Inglaterra para pasar las fiestas de fin de año, protagonizó un pequeño escándalo que terminó en el arresto del delantero del DC United en el Aeropuerto Internacional de Washington-Dulles.

Los hechos ocurrieron el 16 de diciembre pasado, cuando el delantero pretendía volver a Inglaterra, pero sus planes tuvieron que ser modificados debido a que fue arrestado por encontrarse en estado de ebriedad y por insultar en público.

El delantero reconoció ante un tribunal que se encontraba bajos los efectos del alcohol y fue liberado después de pagar una multa de 25 dólares, de acuerdo con información de The Guardian.

Getty Images

Los hechos se mantenían en secreto hasta ahora, cuando la prensa británica publicó el arresto del delantero que disputó su último partido con su Selección en 2018.

Fue arrestado en el centro de detención de adultos del condado de Loudoun el 16 de diciembre de 2018, por un cargo de intoxicación pública derivado de un arresto por la policía de la autoridad de aeropuertos metropolitanos de Washington (MWAA)”, reconoció un portavoz de la oficial del alguacil del condado de Loudoun, Virginia.

Getty Images

En tanto, el DC United, club al cual llegó en verano del 2018, publicó un comunicado al respecto y sólo se limitó a pronunciar que se encuentra al pendiente de las travesuras de su jugador.

Estamos al tanto de los informes de noticias que indican que Wayne Rooney fue arrestado en diciembre. Entendemos el interés de los medios de comunicación en este asunto, pero creemos que es un asunto privado para Wayne que debe manejarse internamente. No tenemos más comentarios sobre la situación”.