Una final sin memes, no es una final, y más tratándose de dos equipos que no son precisamente los más populares de la Liga MX. Es ese el motivo por el cual Santos y Toluca son “memeables”.