Apenas tiene unas cuantas horas como jugador del Milán y Zlatan Ibrahimovic ya marcó su primer gol en su segunda etapa como rossonero, durante un partido amistoso.

Después de su presentación oficial, el delantero sueco disputó su primer partido contra el Rhodense, un equipo de la sexta división de Italia, es decir, los rossoneros agarraron pichón para tomar ritmo después del descanso de fin de año..

Milán se impuso fácilmente 9-0 y Zlatan se apuntó en la lista de goleadores, después de anticipar un balón al portero por tierra y cambiarle la dirección al esférico.

 

El sueco destacó ante el equipo de la sexta división, compuesto por varios jugadores jóvenes, que físicamente no le hicieron ni cosquillas al delantero de 38 años.

También dejó claro que él mandará sobre el terreno de juego con sus compañeros, pues repartió varias órdenes y sólo el arquero Gianluigi Donnarumma puso indicarle dónde moverse en jugadas a la defensiva.

El primer reto oficial para Zlatan será el próximo lunes 6 de enero, cuando el Milán se mida a la Sampdoria en la reanudación de la Serie A.