10 malas (muy malas) adaptaciones de libros a películas

Han existido tantas malas adaptaciones de libro a películas, que se podría escribir un libro sobre eso... pero lo malo es que luego Hollywood es una industria tan rápida y tan comercial, que intentarían hacer una película de ese libro y lo más probable es que fallen en el intento.

Pero también debemos decirlo. Las excepciones a la regla son maravillosas, y el mejor ejemplo es cuando un gran libro es llevado a la pantalla grande de manera excepcional.

Es decir, respetando los detalles importantes, siendo fiel a los personajes y su desarrollo, y explotando el recurso visual de una pantalla. Esas veces que sales de ver una película suspirando y con ganas de volver a leer el libro…

También puedes leer: 11 DE LAS MEJORES ADAPTACIONES DE LIBROS A PELÍCULAS (Y VICEVERSA)

Pero si hay excepciones, es porque hay reglas, y esa sería la de adaptaciones groseras de libros a películas que deshicieron la historia original y le quitaron todo lo maravilloso de la novela.

Ejemplos hay muchos, y acá les dejamos una lista de infames, innecesarias y maldita sea la hora a la que a una persona se le ocurrió que era buena idea hacer una película de ciertas historias:

The Shining

Queridos lectores, The Shining de 1980 de Stanley Kubrick es una de las mejores películas de terror en la historia del cine. Sin embargo, es una pésima adaptación del libro escrito por Stephen King por el simple hecho de que no se apegó a la historia.

Digamos que, para resumir, Kubrick tomó la idea general del libro (una familia completamente aislada en un hotel) y cambió varios detalles de la historia, e incluso, le quitó algunos toques clave que dentro de la novela y el universo creado por King, son vitales.

CuadroXCuadro: 'The Shining' y el terror ausente de Stephen King

Algunos análisis dicen que esta escena y la referencia a los osos, simbolizan abuso sexual.

Por ejemplo, en el libro Jack Torrance cae en cuenta de lo que está haciendo, y decide sacrificarse a diferencia de la película y su final. O bien, otros cambios drásticos están en el personaje de Wendy, una mujer que en la cinta de Kubrick, es sumisa y extraña, pero que en la novela es fuerte y un personaje con más dotes.

Así que The Shining se trata de una de las peores adaptaciones, pero en realidad la película es grandiosa. Kubrick tuvo algunos otros problemas con autores de novelas que llevó a la pantalla grande como con Anthony Burgess, autor de A Clockwork Orange. 

También puedes leer: CUADROXCUADRO: ‘THE SHINING’ Y EL TERROR AUSENTE DE STEPHEN KING

El cuervo

Edgar Allan Poe es uno de los autores más conocidos en todo el mundo. Su obra es oscura, trágica y a la vez, sumamente bella. Sus cuentos le dieron reconocimiento mundial y fue admirado por otros grandes escritores y poetas como el mismo Charles Baudelaire.

De este modo, es uno de los autores a los que más recurren para realizar historias fuera del trabajo literario. Y el cine no podía ser la excepción… pero uno de esos intentos fue simplemente desastroso.

John Cusack interpreta a Edgar Allan Poe en sus últimos días en ‘The Raven’.

En 2012, James McTeigue decidió hacer una película sobre los últimos días de Poe (han de saber que su vida en sí misma fue algo triste) titulado El cuervo, al igual que uno de los poemas más populares del escritor.

Lamentablemente, no sólo toma como referencia esta obra, sino varios de los cuentos de Poe en una película que no le hace justicia a la narrativa del autor ni el nivel de tensión y terror que lograba imprimir en sus atmósferas. El cuervo está protagonizada por John Cusack, quien interpreta a un Poe en una representación insufrible.

El retrato de Dorian Gray

Oscar Wilde, según describen, era un personaje fascinante que bien pudo haber formado parte de una gran obra literaria. El sujeto, nacido en la mitad del sigo XIX, era un erudito, poeta, dramaturgo y un ensayista que desarrolló varios temas. Quizá su obra más conocida y leída sea El retrato de Dorian Gray.

Al ser una obra tan grande y popular, tuvo algunas adaptaciones a la pantalla chica y grande. Y en 2009, el director Oliver Parker decidió llevarla de la mno de Ben Barnes como el joven Dorian Gray, un tipo con buena posición social y sumamente atractivo que decide vender su alma a un retrato suyo para nunca envejecer.

Ben Barnes como Dorian Gray en esta película de 2009.

La historia solita es fascinante, pero la películas es mediocre en su intento por capturar el erotismo de Dorian Gray que sale de sí mismo, es decir, su personalidad.

La producción de El retrato de Dorian Gray es grande, e incluso contó en su reparto con Colin Firth, pero de ninguna manera le hace justicia a la narrativa de Wilde y el uso de metáforas y críticas sociales que siempre invadieron su obra.

Los viajes de Gulliver 

Meterse con novelas épicas, de ciencia ficción y obras universales en general, siempre ha sido un riesgo enorme. ¿Ahora se imaginan una obra que sea una mezcla de esas tres?

Pues bien, ese es el caso de Los viajes de Gulliver de 1726 de Jonathan Swift sobre un médico de un barco llamado Lemuel Gulliver, quien descubre mundos inimaginables donde él es un gigante, o bien, tan pequeño que podría caber en una casa de muñecas.

Jack Black en ‘Gulliver’s Travels’ de 2010.

Este trabajo de Swift es extenso y es considerado como un clásico, razón por la cual ha tenido alguna adaptación. Una de ellas fue la miniserie de 1996 que logró recuperar algunos detalles importantes de la historia original. Pero para 2010, ocurrió algo muy horrible bajo la dirección de Rob Letterman y el protagónico de Jack Black.

Los viajes de Gulliver nos presenta a un sujeto que emprende a un viaje y cae al infame Triángulo de las Bermudas para luego aparecer en una isla con gente muy, muy pequeña.

Emily Blunt aparece en esta adaptación que fue duramente criticada no solamente por su obra base, sino también por la mala interpretación de Black y lo ridículo de s historia en algunos aspectos.

El perfume

Patrick Süskind es un autor alemán muy conocido a pesar de que su vida literaria ha sido muy corta con unos relatos cortos, ensayos y hasta un monólogo. Se encuentra “desaparecido”. Se sabe que está vivo, pero no en dónde vive ni a qué se dedica. Así que aparece en esta lista por la novela de 1985 titulada El perfume.

El perfume sigue la vida de Jean-Baptiste Grenouille, un hombre que a pesar de que tiene muy desarrollado el sentido del olfato, él no tiene olor… es invisible.

En búsqueda del aroma perfecto, del olor que sea capaz de conquistar al mundo, se convierte en una asesino en serie de mujeres. Esta historia fue llevada a la pantalla grande en 2006 por Tom Tykwer.

Ben Whishaw dio vida a Grenouille en 2009.

No entra en la categoría de “peores adaptaciones”, pero no es una buena, de ninguna manera. Sobre todo al momento de presentar la relación de Grenouille con el mundo y la verdadera importancia de los olores, los cuales se asocian a cosas intangibles como el amor y la propia existencia.

Y eso está plasmado con gran detalle en el libro, mas no en la película. Y falla en la representación del personaje y la empatía que al final de la película, sobre todo, hay hacia él. En el libro no existe tal.

Alicia en el país de las maravillas

Tim Burton es un gran director, un creador de historias que no tiene comparación y un visionario. Pero en los últimos años ha trabajado en filmes que no logran adentrarse en ese extraño y oscuro universo que conocimos a través de él desde los 80 con grandiosas películas como El hombre manos de tijera, Ed Wood, Frankenweenie, El cadáver de la novia, Sweeney Todd, Beetlejuice, entre otras.

Y de esos últimos trabajos, sin duda uno de los fallidos es el live action de Alicia en el país de las maravillosas de 2010, incluida la segunda parte de 2016. Ambas películas están basadas en uno de los clásicos de la literatura de Lewis Carroll (un pseudónimo).

En 2010, Tim Burton arrancó con los live action de Disney con ‘Alicia en el país de las maravillas’.

La historia de cómo se desarrollo la novela y del mismo autor, es extraña. Y a esto se le suma lo complejo del novela en sí misma… así que una adaptación no es cualquier cosa.

La adaptación de 1951 es un clásico que explotó el recurso de la animación para llevar la historia, pero lo que hizo Burton más de 60 años después, fue duramente criticado, pues más allá de la adaptación, la historia carecía de ritmo con algunos personajes sin atención como la misma Alicia. Pero es justo decir que los visuales sí fueron sorprendentes en un mundo mágico que debiera ser mágico.

Psicosis

Aquí el tema es más delicado de lo que parece. En 1960, Alfred Hitchcock y su genio realizaron Psicosis, una de las películas más destacadas de todos los tiempos que se basó en la novela homónima escrita en 1959 por Robert Bloch. Hitchcock se tomó muchas libertades creativas (no tantas como Kubrick) como en la representación física del personaje principal.

Sin embargo, y a pesar de esas diferencias, Psicosis es una grandiosa película.  Por eso resulta tan incomprensible que alguien se atreviera a realizar un remake y adaptación de las dos Psicosis en 1999. ¿El responsable?

Vince Vaughn como Norman en ‘Psycho’ de 1999.

Por increíble que parezca, fue Gus Van Sant junto a Vince Vaughn como Norman Bates. Y si te preguntas qué podría salir mal, la respuesta es todo.

El tráiler, al menos uno de los que se realizaron, es increíble y parecía mostrar una película que se cargaba más hacia las tendencias de psicópata de Bates, pero ni eso lograron con una actuación dudosa de su parte, y un remake que no se acercaba ni tantito a la gloria de la película ni los detalles íntimos del libro.

También puedes leer: CUADROXCUADRO: LA RELACIÓN DE ‘PSICOSIS’ Y HITCHCOCK CON LA TRAGEDIA DE EDIPO

El código Da Vinci

En algún momento, Dan Brown fue uno de los escritores más leídos en el mundo. Hace unos 17 o 16 años, se convirtió en una estrella internacional gracias al éxito de sus novelas como El código Da Vinci y Ángeles y demonios.

Esta primera fue una de las más leídas gracias al personaje principal de Robert Langdon, un profesor que tira por la borda el mejor secreto guardado no sólo de la religión católica (Iglesia), sino de la humanidad, y es la supuesta descendencia de Jesús en su unión con María Magdalena.

Audrey Tautou con Tom Hanks en ‘El código Da Vinci’.

El libro fue muy exitoso por las teorías conspirativas alrededor de la Biblia, la Iglesia católica, y la existencia del Santo Grial. Pero al mismo tiempo fue muy criticado por no tener exactitud histórica en algunas de sus referencias artísticas y culturales.

Además, no es precisamente una gran obra literaria que pueda considerarse un clásico del nuevo milenio… Así que no se podía esperar mucho de una adaptación de El código Da Vinci para película, la cual corrió a cargo de Ron Howard en 2006 con Tom Hanks en el protagónico.

La película fue considerada como innecesaria y sumamente aburrida a diferencia del gran ritmo de la novela y la forma tan interesante en que se iban develando las pistas.

Troya

¿Se acuerdan esa devastadora mezcla entre una obra literaria clásica/épica y una adaptación de cine? Pues Troya es otro gran ejemplo, pues toma como base La Ilíada y La Odisea de Homero, el padre de los poetas.

Y con seguridad, se trata de dos de las obras más grandes en la historia de la humanidad en relación a un episodio de la guerra de Troya en la primera obra, la cual repasa 51 días de un conflicto que duró 9 años (en el décimo zarparon y es cuando comienza La Odisea).

Eric Bana (Héctor) y Brad Pitt (Aquiles) protagonizaron Troya en 2004.

Como bien sabemos, la película Troya de Wolfgang Petersen con Brad Pitt y Eric Bana en los protagónicos, retoma el contexto de estas dos obras, más no es fiel y se atreve a jugar mucho con algunos elementos que podrían resultar trascendentes y relevantes bajo un marco histórico asociado, realmente, a lo que cuenta Homero

Nota: El griego fue criticado por algunos porque supuestamente inventó que el rapto de Helena fue lo que originó la guerra entre aqueos y troyanos.

Pero también debemos decirlo. Troya es una película de enormes dimensiones que en 2004 cuando se estrenó, logró impresionar a las audiencias por el espectáculo de una guerra importante (el tráiler estaba basado en la escena de los barcos que iban directo a Troya), pero le faltan muchas cosas considerando, precisamente, que se trata de uno de los periodos históricos más importantes.

The Lovely Bones

Seremos honestos con ustedes. No leímos la novela The Lovely Bones de Alice Sebold  publicada en 2002. Pero sí vimos la película y podemos asegurar que tiene bien merecido ese 31 por ciento en Rotten Tomatoes.

Ahora bien, lo que más nos duele, quizá, es el hecho de que la cinta haya sido dirigida (ni más ni menos) que por Peter Jackson, quien también trabajó en el guion.

Saoirse Ronan en ‘The Lovely Bones’ de Peter Jackson.

Peter Jackson, sabrán ustedes, es el responsable de una de las mejores adaptaciones en la historia del cine. Uno de los que lograron superar esa terrible trampa de obra clásica y épica, y gran (gran) película. Por supuesto nos referimos a la franquicia de El señor de los anillos.

The Lovely Bones o Desde mi cielo, como es en español, aparece en esta lista por ser el común denominador de aquellos que han enumerado malas adaptaciones de libros a la pantalla grande.

Obviamente, suele repetirse junto a otros títulos de adaptaciones que no tenían escapatoria, realmente, a ser malos como es el caso de la saga Crepúsculo (lo único rescatable de las películas es el soundtrack) y la franquicia de 50 sombras de Grey.