Buena jugada. Justo el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, Marvel y Disney decidieron liberar Captain Marvel, la primera película de la franquicia protagonizada por una mujer y que pone en el centro de la historia a una de sus primeras superheroínas. La importancia no es menor y la necesidad de esta película tampoco en una época en que se ha evidenciado la violencia sistemática contra la mujer. Pero antes de que (crean o piensen) que hablamos de lo mismo….

Hemos de decir que si bien es lo más destacado, no es la única cualidad en la que basa su importancia, sobre todo para el MCU. Captain Marvel, protagonizada por Brie Larson, es una vuelta a nuestros noventas, a un pasado lleno de nostalgia que, de paso, nos ofrece pistas determinantes, momentos emocionantes, risas, un lindo tributo a Stan Lee y una historia de poder femenino (no empoderamiento). Y es aquí donde reside la enorme diferencia entre una película que debe ser vista.

Para que sea más claro, por acá te dejamos cinco poderosas y honestas razones por las cuales vale la pena ir a ver Captain Marvel:

El soundtrack

Carol Danvers, como lo ha dicho Brie Larson en varias ocasiones, era una badass mucho antes de adquirir sus poderes: era piloto de la Fuerza Aérea de Estados Unidos en una década en que no se permitía su participación.

Considerando esto, el soundtrack y la musicalización de la película, debía hacerle justicia a un personaje, y mejor forma de hacerlo que con Garbage, TLC, Hole, No Doubt, Elastica, Nirvana y todas esas mujeres y hombres que plantearon un estilo musical que a la fecha sigue vigente. Y no sólo eso, las referencias a los 90 también son evidentes en la ropa (como cuando utiliza una playera de Nine Inch Nails)... Y así, escuchamos las siguientes canciones (no necesariamente en orden):  

“Only Happy When It Rains” de Garbage

“Whatta Man” de Salt-N-Pepa

“Celebrity Skin” de Hole

“Connection” de Elastica

“Just A Girl” de No Doubt

“Waterfalls” de TLC

“Come As You Are” de Nirvana

“Man on the Moon” de R.E.M.

Primera escena postcréditos

El MCU se ha hecho famoso por sus escenas postcréditos, las cuales pretenden ser graciosas, por un lado, y reveladoras por el otro. Con Captain Marvel no es la excepción y hay dos escenas después de los créditos que obedecen a estos parámetros. Si han de seguir un consejo, que sea este: la primera escena es la que vale la pena y basta con esperar los créditos principales mientras escuchamos “Celebrity Skin”.

La segunda llega hasta el final y, esperar casi 10 minutos de letras pequeñas en las que vemos el nombre del sous-chef (alguien importante sin duda, pero que podemos dejar pasar), no vale la pena. Pero será cuestión de gustos.

Esa primera escena, sin revelar detalles, ya la esperábamos y establece la relación con la franquicia de Avengers; sin embargo, representa el momento oficial en que esto sucede… y es emocionante.

Samuel L. Jackson

El personaje de Vers, como se le conoce cuando pertenece a los kree, no recuerda nada su pesado. Su primera memoria en el planeta Hala, es una transfusión de sangre y la imagen de Yon-Rogg, su tutor y mejor amigo.

De este modo, nos presentan a una mujer sin una identidad establecida que se le prohíbe expresar sus emociones, pues son signo de debilidad. En otras palabras, Vers, en un principio, es un personaje plano que no se define de ninguna manera. Sin embargo, para compensar esa parte dentro de la historia, está Nicholas Joseph Fury, conocido simplemente como Fury.

Captain Marvel - Escenas de acción

Este hombre, un exmilitar y ahora (en los 90) agente de una nueva institución llamada S.H.I.E.L.D., conoce a Vers y la ayuda a descubrir su verdadera identidad como Carol Danvers, así como la vida que dejó en la Tierra antes de un accidente aéreo determinante.

El personaje de Fury es divertido, un amante de los gatos empedernido, irónico y aún más importante, necesario. Esto al grado de acompañar a la protagonista en una historia que, como mencionamos, no empodera a la mujer, sino sólo establece su poder individual.

Talos

Nuevamente, un personaje ayuda a construir el dinamismo de Captain Marvel, y en realidad, no importa que se trate de otro hombre. Estamos en la década de los 90, donde si bien se dio la tercera ola de liberación femenina, todavía no era tan representativa como lo es ahora.

A Vers la reprime un hombre, pero también es uno quien la acompaña a potenciar su poder al máximo, y uno de ellos es Talos. Talos, en primer lugar, es el enemigo de Vers al ser un skrull en busca de lo que ahora conocemos como el Tesseract.

Sin embargo, se trata de una víctima cuya raza está a punto de la extinción, y que busca el núcleo de energía para huir de la masacre. Independientemente de su importancia en la liberación del poder de Captain Marvel, Talos en otro personaje sumamente divertido que se lleva la mitad de la película hacia el final.

Poder femenino, no empoderamiento ni feminismo

Establecer las diferencias entre cada una de estas, es complicado. Muchas veces suelen confundirse bajo un mismo significado, pero no es así. Captain Marvel, en algunas escenas determinantes, nos envía algunos mensajes claros: las emociones son parte de la fuerza y no tenemos que demostrar nada a nadie.

En este caso, hablamos de Carol Danvers y Vers, dos mujeres distintas, pero también lo hace distintos personajes que lo acompañan como el mismo Fury, Talos y Maria Rambeau, incluso la doctora Wendy Lawson, o mejor dicho, Mar-Vell.

Women power! Mira el segundo tráiler de ‘Captain Marvel’

Foto: Cortesía

Captain Marvel, de este modo, atiende a una demostración del poder femenino y sus formas de presentarse, acompañado de varios agentes de cambio como Nick Fury. No se trata de un discurso meramente feminista que ponga al centro, con único interés, a la mujer, sino todo el espectro que la rodea: la humanidad y cualquier tipo de vida.

¿Empoderamiento? Tal vez, pero se justifica con una repartición igualitaria de los poderes sin importar si estos son los descritos en el personaje principal, o en la toma de alguna decisión política, social o económica.