Por: Wookie Williams

Después de presentarnos en sus series individuales a los superhéroes que van a defender el mundo (bueno, Estados Unidos. Bueno, Nueva York, Bueno, Hell’s Kitchen) de la tiranía y el mal, Netflix estrena por fin The Defenders, una especie de Avengers para tele que cuenta con Daredevil, Jessica Jones, Luke Cage y Iron Fist (lo que se puede contar con él) como los protagonistas de lo que será la cumbre del MNU (Marvel Netflix Universe). Pero todo esto ya lo sabías, porque te echaste las dos temporadas de Daredevil pensando que era lo mejor que le había pasado a la pantalla de tu televisión en la vida, viste a Jessica Jones ser la heroína renuente que todos aman, aguantaste a Luke Cage incluso cuando no quería pegarle a nadie y terminaste a regañadientes Iron Fist porque sentías que no te quedaba de otra. Pero The Defenders promete ser más Matt Murdock y menos Danny Rand.

Así que antes de que pases las siguientes 13 horas sentado frente a la tele maratoneando todos los capítulos, necesitarás esta pequeña guía de qué fue lo que pasó con cada personaje antes de llegar a The Defenders.

Daredevil:

Al final de la segunda temporada del Diablo de Hell’s Kitchen, Matt dejó Nelson & Murdock por echar relajo con Elektra, a quien The Hand está buscando desesperadamente porque es Black Sky, la figuro mitológica que les dará poder infinito. Nobu, el japonés líder del culto a Black Sky, secuestra a todas las personas a las que Daredevil les ha ayudado (incluida Karen Page) para hacerlo salir de su escondite. Daredevil y Elektra van al rescate y se enfrentan a Nobu y a los ninjas de The Hand, pero Elektra muere en la batalla. Matt está inconsolable y busca a Karen para decirle la verdad. En una escena muy dramática, un Matt todo golpeado saca su máscara

Y le confiesa todo a Karen: “I am Daredevil”.

Pero hay un último giro: The Hand exhuma el cadáver de Elektra y lo lleva un contenedor ancestral en el que tratarán de despertar a Black Sky.

Jessica Jones:

A Jessica nunca le ha gustado la idea de ser una heroína, y mucho menos ahora que le dio un escopetazo en la cabeza a Luke Cage. Luke estaba bajo el control mental de Killgrave, pero Jessica está llena de culpa. Así que va a buscar a Killgrave a un muelle, y con la ayuda de Trish, su hermana, engatusan al villano para que crea que puede controlar otra vez a Jones, pero ups, no, así que Jessica le rompe el cuello. Fin del control mental. Pero la culpa es muy fuerte, y Jessica se resiste a lo que mejor le sale: ayudar a otras personas. Al final, la vemos regresando con su vieja amiga la botella de whiskey y emitiendo estas ominosas palabras: “They say everyone is born a hero, but if you let it, life will push you over the line until you’re the villain.” Ouch.

Luke Cage:

Luke nunca quiso pelear, pero en el capítulo final, él y Stryker se enfrentan en una pelea de box más callejera que puede haber. Después de intercambiar algunos golpes y de que la gente grite su nombre, Luke gana, manda a Stryker al hospital y él termina en la comisaría de policía explicando cómo todos los crímenes que se supone, él había cometido, fueron un engaño por parte de Diamondback, Shades y Mariah Dillard. Justo cuando todo parece que va a salir bien y que Cage y Claire van a por fin ir por un café para empezar oficialmente su romance, agentes federales lo detienen para llevarlo de vuelta a la cárcel de Seagate, en Georgia. Finalmente, Cage se da cuenta de que no puede tener las habilidades que tiene y no usarlas para el bien. “Sometimes backwards, to move forward. Always”, reflexiona Luke mientras se lo llevan en la última escena.

Iron Fist:

Después de que Danny saca a Harold Meachum del control de The Hand y termina con la operación de Madame Gao dentro de la compañía Rand, Harold le tiende una trampa y lo acusa de narcotraficante y lavador de dinero. Danny, siendo el tipo de baja autoestima que es, se la pasa medio capítulo sollozando de culpa y pensando lo mal Iron Fist que es. Madam Gao, ya en la carcel, le dice que Harold fue quien tiró el avión en el que murieron sus padres, así que decide ir a buscarlo para matarlo. Después de intercambiar golpes y de dejar a Harold impalado, Danny tiene una visión en la que un dragón unos focos le muestran a Danny el camino y decide no convertirse en un asesino. Claro que Harold se libera, le dispara y Iron Fist por fin logra activar su chi y detener la bala. Ward Meachum termina disparándole a su papá, quien cae muerto finalmente. Danny y Coleen viajan a K’un-Lun, sólo para encontrar que The Hand se la ha robado, y agitar su puño incandescente muy fuerte.

Los 8 capítulos de The Defenders ya están disponibles a través de Netflix.