A lo largo de un año, decenas de firmas aeronáuticas se preparan para presentar sus nuevos aviones y últimas innovaciones tecnológicas en el ‘Paris Air Show’, el evento aeroespacial más grande e importante del mundo,  pero para su sorpresa, tras una semana de exhibiciones, la feria termina este domingo y de lo único que se habla es de ‘Alice’, el primer avión 100% eléctrico para vuelos comerciales, que fue toda una sensación.

Y es que cada vez más empresas aeronáuticas se preocupan por la cantidad de emisiones de efecto invernadero producidas por los cientos de miles de vuelos comerciales que se realizan diariamente. La creación del avión 100% eléctrico creada por el startup israelí “Eviation Aircraft”, podría ser en buena parte una solución al problema

Así es ‘Alice’, el primer avión 100% eléctrico para vuelos comerciales

Reuters

El diseño de ‘Alice’, presentado en Paris, es tan solo un prototipo, pero aún así, la idea de ser dueños del primer avión 100% eléctrico para vuelos comerciales le encantó a más de cien empresas, sin embargo, solo una decena de compañías aéreas hicieron formalmente su pedido, anticipando cuatro millones para finalizar la compra en 2020, cuando el avión eléctrico, esté listo para volar.

Otro de los atractivos de ‘Alice’, es que a pesar de que una batería de iones de litio de 900 kWh, aproximadamente nueve veces más grande que la batería más grande de Tesla, permite alcanzar una velocidad de 805 km/ h, lo mismo que los vuelos comerciales convencionales. Además, puede volar a una distancia de 1.046 km y con tres motores eléctricos en la cola y uno en cada extremo de las alas.

Así es ‘Alice’, el primer avión 100% eléctrico para vuelos comerciales

Twitter: @Cardec_

El avión transporta solo nueve pasajeros, pero eso está bien para Cape Air, una de las compañías que apostó por esta nueva forma de viajar, para sus rutas regionales diurnas en el estado de Massachusetts, Estados Unidos, que realiza cientos de vuelos cortos cada día.

 La firma está utilizando Siemens y MagniX para proporcionar los motores eléctricos, aunque las baterías aún no pueden almacenar tanta energía como el combustible líquido, lo que las hace inadecuadas para vuelos de larga distancia donde agregarían demasiado peso.

El director ejecutivo de MagniX, Roei Ganzarski, dijo para la BBC que el potencial de negocio para los aviones eléctricos pequeños de pasajeros es evidente si se tienen en cuenta los 2.000 millones de boletos de avión que se venden al año para vuelos de menos de 400 km de distancia, aclarando que: “No somos una empresa ambientalista, la razón por la que hacemos esto es porque tiene sentido comercial”.