Si checamos la cartelera de todos los cines y miramos las películas que están en exhibición, podemos darnos cuenta de que la gran mayoría están dobladas por grandes actores nacionales. Pues ahora todo eso podría cambiar, ya que la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) está buscando reformar la Ley Federal de Cinematografía (LFC) para que todas las películas que se hacen en Hollywood y en cualquier otro país dejen de tener doblaje al español.

Según información de El Economista, con esta acción la AMACC busca que las producciones extranjeras, que muchas veces tienen más salas en todos los cines a comparación de las películas mexicanas, tengan que exhibirse en su idioma original, incluyendo a todas las comunidades indígenas. Aunque no todo está perdido porque, las películas infantiles y los documentales quedan fuera de esta iniciativa.

La propuesta de la AMACC es la siguiente: 

“Las obras cinematográficas y audiovisuales serán exhibidas al público en su versión original y, en su caso, subtituladas al español en los términos que establezca el reglamento. Las clasificadas para el público infantil y los documentales educativos podrían exhibirse dobladas al español y a lenguas indígenas”. 

La reforma ya se presentó ante la Comisión de Cultura y Cinematografía, donde nuestro diputado estrella, Sergio Mayer es el presidente. Mayer convocó a la comunidad para modificar la Ley Federal de Cinematografía. A pesar de esta medida, una persona del medio cinematográfico que estuvo en las mesas de diálogo junto a Mayer dijo que en realidad, esta es una movida loca para darle prioridad a la producciones mexicanas:

“En otras palabras, (la intención es) dificultar a la población el acceso y vista del producto gringo. Obvio esto es un proteccionismo disfrazado, que se usó desde los 70 hasta el 2000 para que la gente en los pueblitos no tuviera de otra más que ver los productos en español de ficheras y demás”. 

Aún con todo esto, la AMACC no se está deteniendo a ver que podría afectar enormemente a la industria del doblaje en México, que a nivel mundial es uno de los más reconocidos. Con todo esto parece están buscando que el público vaya al cine a ver películas hechas en México, evitando que la gente que no habla inglés no pueda consumir películas extranjeras.

¿Será esta una solución para el problema de la industria cinematográfica en nuestro país o una traba a la difusión cultural?