Hollywood es conocido como la meca del cine. No sólo es un lugar donde los sueños –fílmicos– se hacen realidad (y no siempre los que son al estilo Disney, que quede claro), sino donde los negocios y el dinero forman parte del juego. De hecho, a veces resultan más importantes que la historia misma y la capacidad de los creadores de contarla.

Es decir, hemos visto desfilar un sinfín de películas cuyo valor es nulo, pero que generan millones de dólares en la taquilla nivel mundial. Del otro lado, vemos las películas y directores que la sufren con una gran historia, una narrativa interesante y contenido de valor, pero el rechazo por parte de las audiencias que muchas veces llega como consecuencia de una mala promoción que, entendemos, está relacionada con el dinero y los negocios.

Sin embargo, entre una y otra se encuentra el punto medio, y ese lo representan las películas que son entretenidas y generan empatía con el espectador y que además recuperan su inversión, la cual se traduce en cientos de millones de dólares. Y no hay mejor ejemplo que el universo cinematográfico de Marvel con sus 22 películas en 11 años y un futuro planeado que promete buenos resultados.

El pasado 26 de abril de 2019, se estrenó a nivel mundial Avengers: Endgame, el cierre de los primeros vengadores (Capitán América, Thor, Iron Man, Black Widow, Hulk, Hawkeye) que dará paso al protagonismo y liderazgo de otros (Black Panther, Captain Marvel, Doctor Strange y más). Desde que se anunció hace un año con la salida de Infinity War, las audiencias perdieron el control y demostró el poderío en la industria de Marvel y Disney, pero sobre todo el de los blockbuster.

Los primeros avances de Avengers: Endgame sumaron millones de visitas en su primer día, todo un fenómeno de la primera parte de la promoción de una película. Ni qué decir de la preventa, la cual tiró sitios en todo el mundo, incluido México y Estados Unidos, y la reventa alcanzó los miles de pesos por un boleto (o 500 dólares). Varias películas del MCU habían logrado romper récords como Black Panther y Avengers: Infinity War en 2018 y Captain Marvel en marzo de 2019, pero ninguno como Endgame.

Ahora se ha revelado lo que el primer fin de semana recaudó, y considerando la cantidad, dudamos que alguna película lo pueda superar. Avengers: Endgame, recaudó mil 200 millones de dólares este fin de semana y considerando estas cifras, podría convertirse en la película más taquillera de la historia, dejando atrás a dos cintas de James Cameron. La primera es Avatar de 2009 que recaudó dos mil 788 millones de dólares en todo el mundo, y la segunda es Titanic de 1999 con 2.19 mil millones de dólares.

Dato curioso: La actriz Zoe Saldana forma parte de Avatar y Avengers: Endgame

En América del Norte, Endgame superó sus expectativas con 350 millones de dólares, sin dejar de lado que se convirtió en la película más taquillera en China. Estas cifras la convierten en el único filme en la historia en superar los miles de millones en su fin de semana de estreno.

Estas cifras van más allá de los récords. En realidad, podrían cambiar a la industria del entretenimiento en muchos de sus aspectos. Esto no sólo aplica a la venta y promoción de una película, sino a la forma en que se consume y, para irnos más allá, cómo se consume en internet.

Actualmente, Netflix es la empresa líder en plataformas de streaming en todo el mundo con cientos de contenidos originales y un catálogo amplio que varía según la región. La competencia cada vez es más fuerte con HBO, Amazon Prime y Hulu pisando sus talones, pero es un largo camino que recorrer.

Sin embargo, Avengers: Endgame podría cambiar el juego para el streaming con la llegada de Disney+  y un catálogo que incluye la película más taquillera de la historia y las que le hacen segunda dentro de la misma compañía como las 21 películas del MCU más el próximo estreno de Spider-Man: Far From Home. De este modo, Endgame no son sólo cifras, sino una revolución en la industria que podría traer muchos cambios. La pregunta es: ¿Estamos listos para ellos?