La producción de 'Peaky Blinders' fue suspendida por el coronavirus. / Foto: Netflix

La BBC quiere poner en cuarentena a actores y producción para seguir filmando

Decenas de personas en un set de filmación no es una buena idea en estos momentos. Entre actores y actrices, director, guionistas y el equipo de producción conocidos como trabajadores técnicos o below the line, podría ser de riesgo considerando la contingencia sanitaria del COVID-19 en la que nos encontramos.

Producciones de cine y televisión, en todo el mundo, se han pausado, lo que ha provocado una crisis severa en la industria, sobre todo para aquellos trabajadores que realizan labores por proyecto o producción. Ahorita no hay nada…

Reino Unido no fue la excepción, y en marzo, la BBC decidió cerrar todas sus producciones para unirse a los esfuerzos por mitigar el impacto del coronavirus. Sin embargo, algunas cabezas están desesperadas por regresa a filmar, por lo que se les ha ocurrido una idea bastante dramática, sino es que extraña.

Pues bien, durante una plática virtual como parte de las actividades del Edinburgh Television Festival, el vocero de BBC drama, Piers Wenger, dijo que están considerando la posibilidad de poner en cuarentena a todo el equipo que involucra una producción para así poder seguir filmando.

Es decir, mantener en un mismo espacio, sin posibilidad de salir o tener contacto con personas del exterior, a los actores y actrices, directores, guionistas, camarógrafos, fotógrafos, diseñadores, maquillistas, iluminadores y todos. De acuerdo con The Guardian, Wenger dijo que hacer cuarentena entre todos reduce el riesgo de contagio.

La idea es un tanto extrema, pues supone que todo el equipo de producción se aísle sin posibilidad de estar en contacto con sus familias durante el tiempo que corra la filmación. Pero del otro lado, si esto se extiende y la BBC no puede regresar a sus labores este mes de mayo, tendría un problema de programación que muy probablemente no podría costear. 

Camarógrafo de la BBC / Getty Images

Una razón para esto es que haya problemas en las agendas de actores y actrices, así como algunos directores. Aquí existe la posibilidad de que la producción se cancele completamente si no logran que el crew se junte nuevamente para otras fechas.

Lo que la BBC sí puede costear, y están dispuestos a hacerlo, es pagar una mayor cantidad a las estrellas de los programas para que permanezcan más tiempo en el set. Otra medida es evitar que haya público durante algunas grabaciones de programas como Strictly Come Dancing, una competencia de danza.

Cillian Murphy en Peaky Blinders. / Cortesía Netflix

Esta medida podría aplicarse a la series de televisión de drama. Y no podemos dejar de mencionar Peaky Blinders, una de las mejores series de la actualidad protagonizada por Cillian Murphy que a mediados de marzo suspendió la producción de su sexta temporada.

Anthony Byrne, director de Peaky Blindersdijo en marzo: “Estábamos muy cerca de empezar a filmar la sexta temporada. Meses de arduo trabajo por nuestros talentoso y dedicado equipo. Los sets ya estaban hechos, el vestuario también. Las cámaras y los lentes se habían probado. Las locaciones agendadas. Todo estaba listo“.

No se mencionaron casos específicos, pero hemos de asumir que la BBC tiene más urgencia en reiniciar sus producciones más populares considerando que ha estado reduciendo el número de episodios nuevos a lo largo de las semanas para tener un colchón en su programación si esto se extiende.

Actualmente, las cinco temporadas de Peaky Blinders están disponibles en Netflix. Steven Knight, creador de la serie, dijo hace unos días que muy probablemente haya una séptima entrega aunque la BBC nunca la confirmó.