Brie Larson, la joven actriz ganadora al Oscar como Mejor Actriz por su excelente interpretación en Room

, aprovechó la atención que el galardón le ha generado y alzó la voz para denunciar el sexismo invade los castings de Hollywood.

Recientemente la actriz de 26 años declaró a The Huffington Post que en sus primeros años de carrera tuvo que pasar por castings desagradables en los que le pedían repetir las escenas, pero con minifalda y tacones. “A veces en las pruebas el director de casting decía: ‘Está muy bien, me encanta como lo haces, pero nos gustaría que lo volvieras a intentar, pero con una minifalda y unos tacones'”.

Una foto publicada por Brie (@brielarson) el

La actriz también dijo que aunque nunca accedió a este tipo de “requisitos”, estas situaciones le trajeron algunos conflictos y la hicieron sentir incómoda: “No había razón para que yo fuera en minifalda y tacones, salvo que quisieran crearse una fantasía”, afirmó.

“En mis películas trato de representar a las mujeres que conozco y que comprendo, mujeres complicadas, mujeres que están dentro de mí. Eso se ha convertido en mi misión”, finalizó la actriz.

Larson no es la primera actriz en denunciar este tipo de tratos en la industria cinematográfica, figuras como Jennifer Lawrence, Emma Watson y Salma Hayek, también han hablado sobre la desigualdad y el sexismo que viven en este medio y que también ven reflejado en los salarios .