‘The Avengers: Endgame’ promete ser la cinta que ponga fin a un ciclo en el universo cinematográfico de Marvel. Las historias de muchos superhéroes terminarán (con excepción tal vez de Antman, Spider-Man, Captain Marvel, Dr. Strange y los Guardianes) y permitirán el inicio de otras. Podría decirse que será como un posible borrón y cuenta nueva.

Tal vez no podamos evitar que esta gran saga de hazañas heróicas llegue a su fin, pero tampoco podemos evitar pensar en las franquicias que hicieron esto posible. Si tuviéramos que mencionar una en específico, tal vez sería ‘The Incredible Hulk’, la casi olvidada cinta protagonizada por Eduard Norton que nos narraba un episodio en la caótica vida de Bruce Banner.

La cinta que amplió el universo fílmico de Marvel

Tony Stark y el cameo que inició The Avengers

¿Cómo es que viene al caso esa película? Vaya, la respuesta a esa pregunta es algo complicada, ya que todo tiene que ver un diálogo breve. En su tradicional escena post créditos, hay una breve charla entre Tony Stark y el General Thunderbolt Ross que, de cierta forma, nos da a entender que algo grande estaba por suceder.

La frase clave se menciona en los últimos segundos del clip: “Olvidemos a esos tontos; vamos a concentrar nuestro entusiasmo para lo próximo que viene en camino”. Con esto deben referirse a la Iniciativa Avengers, que un mes antes de los incidentes de Hulk tan sólo era una idea flotando en las mentes de Stark y Nick Fury.

Este diálogo, por lo que pudimos entender, dio pie a que en filmes posteriores se hablara de cosas como equipos, trajes y una fuerza organizada para combatir al mal que habitaba fuera del planeta. Cronológicamente no tiene mucho que decir ante lo visto en ‘Captain Marvel’, pero si dejamos ese orden a un lado, entonces podemos concluir que este fue uno de los orígenes de lo que ahora son los Vengadores.

De cualquier forma, no fue hasta ocho años y 11 películas después que vimos de nuevo a Ross en ‘Captain America: The Winter Soldier’, sólo que para ese momento, el personaje parecía haber olvidado completamente su riña con Hulk y sus charlas con Tony acerca de este “equipo”. Eso nos dio a entender que, para ese momento, Marvel ya tenía una idea más solida de cómo estaba estructurando su universo fílmico para el resto de las cintas.

Y así fue todo, damas y caballeros. Una tarde como todas en un bar, el buen Tony Stark tuvo una charla importante con un decepcionado y ebrio Thunderbolt Ross. Posiblemente no se tomó en cuenta casi nada de lo que se pensaba hacer con esa idea, pero por lo menos sirvió como borrador para lo que tenemos ahora. Con Endgame veremos el fin de muchas cosas, pero tal vez también nos presenten el inicio de otras igual de geniales.