Después de que se revelaran los casos de abuso sexual y de poder de Harvey Weinstein contra de cientos de mujeres en la industria del cine, otros nombres salieron a la luz como el de Kevin Spacey y el de Woody Allen; sin embargo, con el nombre del director las cosas han sido muy distintas, pues no era la primera vez que se le señalaba por un caso que implicara abuso y violencia sexual.

En 2014, su hija Dylan Farrow escribió una carta publicada en The New York Times en la que acusaba a Allen de haber abusado sexualmente de ella cuando tenía siete años. Ese año, pasó desapercibida la acusación; sin embargo, en 2017 en medio del #MeToo, salió de nueva cuenta la carta y las represalias contra Woody Allen fueron reales.

Primero, muchos actores y actrices se negaron a trabajar nuevamente con Allen, y algunos donaron su salario a organización que apoyaran a víctimas de violencia sexual, entre ellos Selena Gomez y Timothée Chalamet, protagonistas de su película A Rainy Day in New York. Otros lo defendieron como Javier Bardem, Alec Baldwin y Diane Keaton. Luego, Amazon canceló (no retrasó) el estreno de esta cinta, comenzando una batalla legal contra la compañía, pero que parece haber encontrado una salida con el lanzamiento del tráiler.

Ahora, se ha confirmado que la nueva película de Woody Allen, ya tiene protagonistas y fecha de inicio de producción. La filmación comenzará en julio en España con un elenco que incluye al alemán Christoph Waltz, ganador del Oscar como Mejor Actor de Reparto. También aparece Louis Garrel de The Dreamers, Elena Anaya de La piel que habito, Wallace Shawn de Manhattan, Sergi López de El laberinto del fauno y Gina Gershon de Blockers. Es decir, en elenco completamente europeo que se debe, probablemente, al rechazo de Hollywood anteriormente mencionado.

La película seguirá la historia de un matrimonio americano que va al Festival de Cine de San Sebastián en España. Ella, encantada por la magia del festival, el país y la gente, comienza un romance con un director francés mientras él se enamora de una española de la zona.Es una comedia romántica que se resuelve de una manera muy graciosa“, reveló Mediapro, la productora detrás de esta cinta y que ya ha colaborado con el director en Vicky Cristina BarcelonaMidnight In Paris. 

Falta que se revelen más detalles de la historia, el proceso de producción y la forma en que se va a distribuir considerando el rechazo que podría generar en algunos grupos vigentes de #MeToo en Hollywood. El caso de Allen es complicado para muchos, pues se trata de uno de los directores más icónicos de la industria, responsable de grandes filmes que forman parte de la historia del cine.

Algo muy similar sucede con Roman Polanski, quien fue acusado en los 70 de violación, pero logró moverse a Europa para nunca regresar a Estados Unidos donde enfrentaría un juicio. En su “exilio”, hizo El pianista, por ejemplo, una de sus mejores películas y una de las más aclamadas. ¿Woody Allen se merece una “oportunidad”? Y si es así, ¿quién decide cuándo, cómo y dónde se debe hacer?