8 películas que salieron en 2018 pero pasaron (un poco) desapercibidas

Desde hace 10 años, la industria del cine ha estado comandada por historias sobre superhéroes, por no decir en específico las producciones de Marvel Studios en conjunto con Disney. Además, actualmente nos enfrentamos a una era de remakes y secuelas que traen clásicos viejos (animados o no) a nuevas generaciones y con las posibilidades de las nuevas tecnologías del cine.

También se encuentran todas las ofertas originales de cineastas que representan un contraste necesario; sin embargo, muchos de esos títulos pasan desapercibidos entre la grandeza de los blockbusters, o al tratarse de historias originales, precisamente, las audiencias no se atreven a dar el paso y darles una oportunidad. Por acá les dejamos una lista de ocho películas que se estrenaron este 2018 –no necesariamente en México–, pero que pasaron desapercibidas, o bien, no recibieron la atención que merecían sin importar si fueron del gusto de la crítica o las audiencias:

Annihilation

Alex Garland

La historia alrededor de Annihilation es tan atípica como la trama. Alex Garland se convirtió en un nombre importante dentro de la ciencia ficción gracias a Ex Machina de 2014. Así que, ¿por qué no apostarle a un creador innovador? Con el éxito de esta cinta, Paramount decidió producir su próximo filme titulado Annihilation basado en la primera entrega de la trilogía de Jeff VanderMeer. Sin embargo, y a tan sólo unos meses del estreno previsto en salas, la casa productora decidió venderla a Netflix… y así es como a pesar de su complejidad y belleza, pasó un tanto desapercibida entre las audiencias a pesar de la presencia de Natalie Portman en el protagónico.  

Annihilation presenta la historia de Lena, una profesora de biología que está casada con el sargento Kane, el cual fue enviado a una misteriosa misión. Cuando este regresa, de forma inesperada cae en coma. Así que Lena en compañía de un equipo especial, entra al Área X (donde ocurre un extraño fenómeno) para hacer diversas investigaciones. Como mencionamos, la historia es compleja, pero el lenguaje visual del filme, así como los efectos especiales, hacen de Annihilation una de las películas más extraordinarias de 2018.

First Reformed

Paul Schrader

Hay muchas películas que presentan el apocalipsis, el fin de la humanidad y todo lo que hay en la Tierra con vida; sin embargo, ¿alguna vez hemos pensado en el apocalipsis pero espiritual? Nietzsche ya había hablado de la muerte de Cristo, pero no de la persona como tal, sino de la idea… y esto es precisamente lo que retomó Paul Schrader para el guión de First Reformed, una película que ha sido alabada entre la crítica especializada, que incluso podría competir en algunas ceremonias (bien merecido Actor Principal y Guión, al menos) pero que no ha causado mucho ruido entre las audiencias.

Schrader es conocido por su trabajo en los guiones de filmes clásicos como Taxi Driver, Toro salvaje y La última tentación de Cristo de Scorsese. Y para este 2018 en conjunto con el estudio A24, escribió First Reformed para presentarnos al solitario reverendo Ernst Toller pastor de una pequeña iglesia reformada en Nueva York que se atormenta con el pasado, su enfermedad y el alcohol. Así, conoce a una mujer embarazada que le pide aconseje a su esposo, un ambientalista radical que no quiere traer un bebé a un mundo que está siendo consumido. La fuerza interpretativa de Ethan Hawke como Toller más la austeridad en la narrativa de Schrader (la cual se equilibra con la intensidad de la historia), hacen de First Reformed una de las mejores películas de drama de 2018 que merecen más de una oportunidad.

Mandy

Panos Cosmatos

Las historias de venganza por amor son viejas confiables del cine. Antes de las películas, estuvo la literatura con Sigfrido y Krimilda y un sinfín de personajes que representan la parte de más dolorosa del amor: la pérdida del objeto de deseo. Así que tal vez Mandy de Panos Cosmatos no tenga la trama más original; sin embargo, la forma en que el director la presenta es majestuosa visual y musicalmente hablando … y también un poco gore. Con tan sólo una película en su historial, Beyond the Black Rainbow, Cosmatos nos demuestra que bien podría ser el nuevo maestro de los filmes transgresores que sorprenden no necesariamente por la complejidad de su historia (aunque sí lo es), sino por la experiencia visual y sonora.

Mandy es una artista visual que vive aislada en el bosque con su esposo leñador llamado Red e interpretado por Nicolas Cage. Un día, el líder de un culto satánico y sexual ve a Mandy sola y decide hacerla suya, así que llama a unas criaturas extrañas del infierno para que la secuestren, pero ante el rechazo de Mandy y la violencia que esto genera, es que Red comienza la venganza que incluye sierras eléctricas y sus propias manos.

You Were Never Really Here

Lynne Ramsay

Lynne Ramsay es conocida por la crudeza de sus historias. Uno de sus más grandes ejemplos es Tenemos que hablar de Kevin de 2011 sobre un joven psicópata que decide asesinar a su padre, hermana y compañeros de escuela, a todos menos a su madre. ¿La razón? Podría ser la “complicidad” entre una madre que sabía del estado de su hijo; sin embargo, está sujeta a interpretación por parte del público. Lo mismo sucede con You Were Never Really Here de 2018 protagonizada por Joaquin Phoenix. Esta cinta pone como protagonista a la violencia “justificada” cuando hay de por medio un dilema moral o incluso amor. El filme muestra una de las mejores actuaciones de Phoenix y una historia pocas veces contadas con la redención en medio de un ambiente lleno de violencia y corrupción, pero resaltando las cualidades casi poéticas de la directora para narrar un evento desagradable pero real.  

You Were Never Really Here pone al centro a Joe, un exagente del FBI con estrés postraumático que vive con su madre. Se dedica a hacer trabajos sucios, y el que se presenta en el filme, requiere rescatar a la hija de un hombre poderoso que fue secuestrada por un grupo de trata de blancas. La conciencia, así como su búsqueda de perdón, llevará Joe por una serie de eventos violentos que hacen de esta película, uno de los dramas más destacados del año que se deben mantener siempre en el radar.

Disobedience

Sebastián Lelio

Si hay dos directores que han puesto en alto el cine chileno, son Pablo Larraín y Sebastián Lelio, este último el más destacado de 2017 y 2018 por la aclamada cinta chilena Una mujer fantástica y el drama amoroso Disobedience, una adaptación de la novela homónima de Naomi Alderman sobre la comunidad judía ortodoxa del norte de Londres. Las críticas fueron mixtas para esta cinta, pero se inclinaron más a su favor considerando que se trata del debut en inglés de Lelio y la presentación de una historia sentenciada a ser controvertida por dos razones: religión y homosexualidad.

Disobedience sigue la historia de Ronit (Rachel Weisz), una fotógrafa que vive en Nueva York una vida bohemia. Ronit se entera que su padre acaba de morir, así que debe regresar a Londres y reencontrarse con todas las ataduras religiosas y morales de la comunidad judía. Sin embargo, también redescubre su amistad con Dovid y su esposa Esti (rachel McAdams), con quien comienza un romance lésbico que pone a prueba a Ronit ante la indiferencia de las opiniones de los demás, pero sobre todo la estabilidad de Esti con Dovid y sus deseos de ser independiente. La actuaciones de Weisz y McAdams fueron aplaudidas por la crítica a pesar de que la sorpresa llegó con Alessandro Nivola en un papel secundario que equilibró una historia que estaba destinada a romperse.

The Other Side of the Wind

Orson Welles

Orson Welles es considerado como uno de los más grandes directores de todos los tiempos. Y no está de más. Citizen Kane, su obra maestra, se ha mantenido en el los primeros tres lugares de las películas más importantes en la historia del cine por diversas razones que incluyen su capacidad narrativa, las innovaciones fílmicas que aplico y lo orgánico de su historia. Estos mismos elementos, en realidad, se traducen a casi todas las películas de Welles, incluso las que no terminó como The Other Side of the Wind. Esta cinta fue coescrita por Welles junto a Oja Kodar, y comenzó a filmarse en 1970, pero nunca concluyó su filmación. En 1985, Welles murió junto con la idea de su filme…  

The Other Side of the Wind cayó en manos de Netflix y aprobó un presupuesto para terminar una película que tenía filmado la mayor parte de su contenido, pero sin un final. Y ahora, a casi 50 años de que comenzará, por fin terminó su rodaje, pero no ha recibido la atención que merece un filme cuyo autor es Orson Welles. The Other Side of the Wind tiene como protagonista a J.J. “Jake” Hannaford, un director de cine descrito como el Hemingway del cine, que regresa a Hollywood después de pasar algunos años en Europa. Cuando regresa, se encuentra con una industria totalmente distinta que no siempre se va a acoplar a su estilo fílmico. En realidad, esta cinta es un “experimento” de Welles que juega con el drama y la comedia para definirse, finalmente, como una sátira de la industria y el trabaja mismo de Welles.

Searching

Aneesh Chaganty

Una película sobre la era digital, extrañamente, siempre resulta incómoda para las audiencias. Quizá esa molestia se deba a que estos filmes representan un reflejo de una de las peores partes de nosotros mismos como individuos y sociedad: por ejemplo, ¿quién quiere que le recuerden que su identidad en redes casi nunca concuerda con su persona en la vida real? Pues bien, Searching de Aneesh Chaganty no es la excepción, y potencia esa incomodidad del público con las imágenes y la forma en que cuenta su historia. Esta no parece ser la razón por la cual una cinta tan hábil como Searching (a pesar del poco apego a la realidad de un adolescente en internet), pasó sin mucha atención; sin embargo, la realidad es que no generó una conversación tan grande como la que pudo haberse dado. 

Searching nos presenta a David Kim, quien un día se da cuenta que su hija Margot ha desaparecido. Después de reportar la desaparición a las autoridades, David y un detective comienzan a descifrar las pistas sobre su paradero a través del historial de búsqueda de su laptop y su actividad en redes sociales. Casi toda la película es vista por las audiencias como otro internauta, a través de la cámara de una portátil o un smartphone.

El habitante

Guillermo Amoedo

El terror ha demostrado ser junto a las historias basadas en cómics, la fórmula del éxito de Hollywood. Desde hace unos años, este género ha ido incrementando su aceptación entre las audiencias a través de historias que retoman casos reales, como la franquicia de El Conjuro, o los remakes de clásicos de terror como It. Pero, ¿qué hay de los realizadores latinoamericanos? Uno de los nombres que más suenan es el de Guillermo Amoedo, un uruguayo que lanzó este 2018 el filme El habitante, su primer largometraje producido en México. Las opiniones sobre El habitante fueron variadas entre el público. Algunos la consideraron una película aburrida e incoherente mientras otros la catalogan como una de las más destacadas de terror en el país. Si es cierto o no, siempre es necesario darle una oportunidad a un género totalmente hollywoodense que pocas veces se hace en México.

El habitante nos presenta a tres hermanas dedicadas al crimen: María, Camila y Ana. Ellas, en su siguiente atraco, llegan a casa de un político; sin embargo, su robo se ve interrumpido cuando descubren a una niña amarrada en el sótano. “Váyanse antes de que se tarde”, les dice el hombre, pero no se van y presencian una de las posesiones demoníacas más “poderosas” jamás vistas.