A finales de octubre de 2018, salió la noticia de que la franquicia de Piratas del Caribe, tendría un reboot a manos de los escritores encargados del guión de Zombieland y Deadpool. Tal cual. Piratas del Caribe con sus cinco películas tendrá un reboot programado para salir en un año, aproximadamente, con un humor más ácido del que esperamos gracias a la presencia de Rhett Reese y Paul Wernick.

A pesar de lo extraordinario de la noticia considerando que la última entrega salió en 2017, lo que más causó extrañeza y dudas fue la presencia de Johnny Depp en el papel de Jack Sparrow. Desde la primera cinta en 2003, este personaje se convirtió en uno de los puntos más fuertes de la historia, siendo el más constante en las próximas entregas; sin embargo, sus continuas apariciones, las cuales fueron repetitivas y cansaron (de alguna manera) a las audiencias, sumado a la caída en la imagen del actor, dieron como resultado la caída de la franquicia en taquilla, especialmente con la última película, comparado con las otras cuatro entregas.

Ahora ya se sabe que Johnny Depp no aparecerá en este reboot, y la decisión de no considerarlo tiene que ver con la cantidad de dinero que Disney se va a ahorrar más que con los problemas relacionados a su exesposa Amber Heard, quien lo acusó de violencia doméstica. De acuerdo con Forbes, Disney ahorrará 90 millones de dólares al sacar a Depp del elenco de la sexta entrega de Piratas del Caribe. Este fue, aproximadamente, el costo del actor por aparecer como Jack Sparrow pero, como mencionamos, la mala recepción de las últimas películas, hicieron considerar al estudio si realmente Depp y Sparrow lo valían.

Y no está de más. Johnny Depp era uno de los actores más rentables de Hollywood con un historial de éxitos en críticas y taquillas, sobre todo como parte de sus constantes colaboraciones con Tim Burton en grandes filmes. Sin embargo, de unos años para acá, en 2010 aproximadamente, Depp dejó de pertenecer a la lista A y sus películas y presencia han sido sinónimo de fracaso y rechazo. Basta mencionar algunos filmes como Sombras tenebrosas, El llanero solitario, Trascendence, Diario de un seductor, Fantastic Beasts: The Crimes of Grindelwald y la quinta entrega de Piratas del Caribe, para confirmar que Depp ya no vende como antes.

No hay mucha información sobre la sexta película de Piratas del Caribe. Sólo que habrá un personaje femenino como protagonista, una pirata llamado Redd. Tendremos que esperar a que más detalles sobre el “nuevo” proyecto de Disney salgan a la luz para ver si las audiencias deben darle una sexta oportunidad a una franquicia ya conocida que parece, a juzgar por lo último, no ofrecer nada nuevo.