Female power! Estudio revela que las películas con mujeres protagonistas recaudan más en taquilla

La película más exitosa de Estados Unidos protagonizada por una mujer fue South Pacific, la adaptación musical protagonizada por Mitzi Gaynor de 1958. Finalmente, esos 60 años terminaron con la llegada de 2017 y tres de las películas más taquilleras del año que, a su vez, están protagonizadas por mujeres: Wonder Woman con Gal Gadot; Star Wars: The Last Jedi con Daisy Ridley; y La Bella y la Bestia con Emma Watson.

Estos tres filmes reunieron poco más de mil 500 millones de dólares en taquilla, rompiendo un paradigma o idea que se mantuvo en la industria del cine durante muchos años. Ahora, para reforzar esa idea, un nuevo estudio reveló que las películas protagonizadas por mujeres, en verdad reúnen más taquilla que las que presentan protagonistas masculinos. Este estudio realizado por Creative Arts Agency junto a shift7 analizó 350 películas taquilleras lanzadas entre 2014 y 2017. De estas, 105 estaban lideradas por mujeres, y sin importar el género al que los filmes pertenecieran, resultaron ser las más taquilleras a diferencia que las de los hombres.  

De acuerdo con Christy Haubegger, uno de los agentes de Creative Arts Agency, esos nuevos datos son consecuencia de que las audiencias están buscando algo nuevo, no la misma fórmula de siempre donde un protagonista hombre blanco, es el que aparece durante un mayor tiempo en la pantalla. “La idea de que las mujeres no son buenas para el negocio es falsa. En realidad son un punto de negocios”, comentó (vía Marshable).

No sólo son las mujeres, sino también las personas de color quienes se están haciendo presentes en la taquilla mundial, pero sobre todo de Estados Unidos, país que comanda la industria y dictamina las reglas que el resto deben seguir. Entonces, ¿por qué no hay más representación femenina?, ¿por qué será hasta 2019 que saldrá la primera película de Marvel protagonizada por una mujer?

Con este estudio se comprueba que no se trata de una negación de las audiencias, sino de los estudios por apostar a un fórmula de éxito que siempre ha funcionado, pero que a la larga resulta aburrida y más con todas las posibilidades que internet, las redes sociales y las plataformas de streaming ofrecen. Además, también se encuentra la percepción cultural no sólo en la industria del entretenimiento, sino en todas, de que los hombres son más exitosos que las mujeres, y por ende, más comerciales.