Festival de Cine de Morelia: El Árbol de la Vida

Festival de Cine de Morelia: El Árbol de la Vida

El árbol de la vida: película que se presentó ayer en el Festival de Cine de Morelia, es uno de los grandes filmes del año.

El árbol de la vida: película que se presentó ayer en el Festival de Cine de Morelia, es uno de los grandes filmes del año. Dirigida magistralmente por Terrence Malick, autor de Days of Heaven, Badlands, The Thin Red Line y The New World, la película narra la vida de una familia del sur en los años cincuenta y al mismo tiempo, la existencia de vida en la Tierra.

Brad Pitt toma el papel de un papá conservador, riguroso, duro, en la vida de una familia atemorizada, perdida en las recónditas esquinas del universo, ya que luego se muestra el nacimiento del mismo, la creación por fuerzas de la naturaleza, todo a contraparte de la vida familiar. Esta es una película que juega directamente con las percepciones y las sensaciones y logra llegar a momentos de cinematografía bella y pura.

La presencia en el Festival ha sido muy esperada por el público, ya que es una película que ha dado de qué hablar entre los críticos como una de las mejores, del año. Brad Pitt se encuentra una vez más en un papel de padre sureño conservador, pero logra un papel glorioso, que nunca raya en la repetición.

Visualmente, la película sólo se podría comparar con Lars Von Trier en Anticristo y Melancholía por lograr un equilibrio perfecto entre poesía visual, CGI y la narración que se está llevando acabo.  Sin duda, Malick será recordado por uno de los grandes narradores de los últimos tiempos.

El Árbol de la Vida está llena de simbolismos, grandes actuaciones de parte de actores conocidos (Brad Pitt, Sean Penn) a actores nuevos (los niños Hunter McCracken y Laramie Eppler), y una majestuosa cinematografía que nos dejará dudando: ¿el cine 3D realmente es la mejor manera para adentrarte a las formas en pantalla? Parece ser que Terrence Malick lo ha logrado, con tan solo una cámara convencional y un buen guión.

Top Relacionadas