First Man: la película que cumple con el típico cine hollywoodense, pero no más

Por: Brianda López Urquiza

Este sábado dio comienzo la 16ª edición del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), la fiesta de cine más grande de México que comenzó con la película El primer hombre en la Luna, mejor conocida como First Man, y la cual está dirigida por el ganador del Oscar a Mejor Director, Damien Chazelle, quien estuvo presente en la capital michoacana para presentar su nuevo filme.

En una plática con la prensa en la inauguración del festival, el también director de La La Land  comentó que hasta hace unos años no había pensado en hacer una película biográfica, y que de Neil Armstrong conocía muy poco, -o lo que todos sabemos- y que incluso, cuando le ofrecieron dirigirla, pensó que sería algo aburrido. Sin embargo, comenzó a investigar, leer y ver documentales de la vida y obra del astronauta, y empezó a interesarse realmente en la historia de Armstrong hasta que se enteró que él y su esposa perdieron una hija justo años antes de que pisara la luna (aquí un poco de spoiler). También comentó que decidió no proyectar ese histórico momento donde se clava la bandera en la luna, pues quería darle prioridad en el filme a la parte personal e íntima de Neil.

Por otra parte, Chazelle y Singer agradecieron la invitación al festival. “Es un honor estar aquí y presentar la película fuera de mi país, ya que se trata de una historia que presenta cosas universales. Espero que se trate de un filme inspirador y revelador para quien lo mire”.

En la alfombra roja de First Man desfilaron la directora y guionista escocesa Lynne Ramsay, quien este año preside el jurado de Largometraje Mexicano del FICM; Charles Tesson, director artístico de la Semana de la Crítica de Cannes, el cineasta francés Nicolas Philibert; los actores mexicanos Leonardo Ortizgris, José María Yázpik y Diego Luna; el director mexicano Manolo Caro; el ahora presidente de la Comisión de Cultura, Sergio Mayer; y obviamente el director del filme, Damien Chazelle y Josh Singer, su guionista.

Este año la Selección Oficial del festival está conformada por 59 cortometrajes, 11 documentales, 12 obras michoacanas y 11 largometrajes de cineastas de distintos estados de la República Mexicana. En total habrá más de 100 realizadores mexicanos presentando su trabajo.

Y a todo esto, ¿de qué va First Man? 

First Man está basada en el libro homónimo de James R. Hansen, y relata parte de la vida del astronauta Neil Armstrong (interpretado por Ryan Gosling) desde un punto de vista más personal y humano y a través de una línea del tiempo entre los años 1961 y 1969. La película inicia contando un poco la carrera de Armstrong como piloto militar e ingeniero aeroespacial que, tras fracasar en repetidas ocasiones en su intento de ir al espacio, se le une una desgracia familiar, misma que viene siendo el corazón del filme, en donde Chazelle brinda su mayor esfuerzo al ponerse tras de la cámara.

Sin tiempo de vivir el duelo y alejado de su familia por estar inmerso en una depresión, Neil decide asistir a un reclutamiento que la NASA hace a civiles y pilotos donde prueban nuevas tecnologías para poder ser enviados a la luna. En realidad, Armstrong vivió diferentes tipos de pérdidas durante los años 60, que fue cuando su carrera tuvo un gran auge,  y eso le dio fuerza para lograr su gran misión, aunque se enfrentara en diversas ocasiones al miedo de no regresar a casa y no volver a ver a sus hijos y su esposa Jan (Claire Foy), quien en todo momento lo apoya, pero su ausencia poco a poco la va cansando.

First Man también nos presenta los temas problemas sociales y económicos que causaron los intentos de viajar a la luna,  pues en esos años, algunas ciudades de los Estados Unidos se rebelaron para exigir que no se destinara todo el dinero del país en un viaje carísimo al espacio, pues esto hizo que la crisis económica pegara duro en la economía estadounidense.

Ahora bien, a pesar de que la película intenta profundizar en las emociones de su protagonista con la finalidad de que los espectadores entiendan el comportamiento que éste tiene durante el filme, no se logra del todo, ya que la actuación de Ryan no es impresionante. De hecho, en algún punto se torna soso y no logra sumergir al espectador dentro de su sufrimiento, de su personaje y travesía para lograr sus objetivos aun a costa de exponer su vida personal. A diferencia de esto, Claire Foy logra dramatizar en cada momento incluso cuando sus apariciones son bastante limitadas.

El reconocimiento que le damos, es a la capacidad asombrosa de Damien Chazelle para ofrecer nuevas historias en diferentes géneros, pues visualmente sí destaca con una gran fotografía y sonido, con planos muy cerrados que en algunos momentos te hacen sentir la asfixia y el terror que los astronautas sienten cuando están a punto de viajar.

Los efectos visuales también son impresionantes, teniendo como resultado una película que si se van a aventurar a ver, se disfrutará más en una pantalla IMAX.  Dicho esto, First Man es un filme que cumple manteniendo los lineamentos de cine hollywoodense por ser estéticamente hermosa, pero con un ritmo bastante lento debido a que Chazelle y su equipo dieron más importancia a la forma que al contenido, lo cual es bastante curioso pues Josh Singer, su guionista, destaca por contar buenas historias (como en Spotlight, por ejemplo).