El viernes 19 de julio, murió el actor Rutger Hauer a los 75 años, conocido a nivel internacional por el personaje de Roy Batty en Blade Runner de 1982. Esta película de Ridley Scott, es un clásico de culto de la ciencia ficción, y su personaje (un replicante) ha sido uno de los más importantes dentro del género que definió la filosofía de lo que se convertiría en una saga. La familia de Hauer quiso que a noticia saliera después de su funeral del miércoles 23 de julio. 

Rutger, de nacionalidad holandesa, era conocido como el “Paul Newman” holandés. Como mencionamos, su personaje más importante fue el de Roy Batty en Blade Runner; sin embargo, participó en decenas de películas entre las que destacan Delicias turcas (Turks fruit) de Paul Verhoeven de 1973, la cual estuvo nominada al Oscar por Mejor Película Extranjera en representación de Holanda. Rutger y Paul colaboraron en más de una ocasión. 

Rutger Hauer, nacido en enero de 1944, estudió artes escénicas y su educación como intérprete se vio en cada uno de los filmes en los que participó, sobre todo en Hollywood donde dio vida a personajes secundarios como en Nighthawks junto a Sylvester Stallone, Batman Begins de Christopher Nolan, Sin City de Frank Miller y Robert Rodriguez, entre otras. 

La importancia de su trabajo en Blade Runner se debe al impacto filosófico y cultural de su personaje, el cual pasó a la historia del cine con el famoso monólogo de “Tears in Rain” al final de Blade Runner. Esta cinta nos presenta el futuro (noviembre de 2019) donde los replicantes (máquinas con fuerza superior a la humana, misma inteligencia pero sin respuestas emocionales), están exiliados de la Tierra después de haber liderado una revuelta. 

Los replicantes, desde su creación, fueron usados como esclavos para trabajos fuera del planeta hasta que se rebelaron y asesinaron a varios humanos.  A partir de ese momento, fueron aislados en colonias de las que escapan para pasar desapercibidos en la Tierra. De este modo, se crearon unidades de Blade Runners para cazarlos y “retirarlos”. 

Roy Batty es un replicante NEXUS 6 con registro N6MAA10816 con fecha de inicio del 8 de enero de 2016, creado por Tyrell Corporation. Blade Runner comienza cuando un grupo de seis replicantes (Roy, Zhora, Leon, Pris, los otros dos “mueren”), entra a la Tierra y asesina a más de 20 personas. Rick Deckard, un Blade Runner retirado, es asignado para descubrir el propósito de estos replicantes y enfrentarse a Batty considerando que tan sólo tienen cuatro años de “vida” (para evitar que desarrollen emociones). 

Deckard es enviado a retirar a Roy, quien en la secuencia final del filme, después de un enfrentamiento bajo la lluvia, decide salvar su vida de Deckard mientras sostiene una paloma blanca en la mano. El tiempo de vida de Roy se termina, y como parte final, decide salvar a un hombre por el que no siente nada (ni odio, ni amor) mientras el humano es capaz de experimentar cualquier sensación por una máquina que le muestra, irónicamente, el significado de ser humano. 

I’ve seen things you people wouldn’t believe. Attack ships on fire off the shoulder of Orion. I watched C-beams glitter in the dark near the Tannhäuser Gate. All those moments will be lost in time, like tears in rain. Time to die”, dice Roy Batty antes de morir. La decisión del personaje de dejar vivir a Deckard se ha prestado a debate, y algunos aseguran que se trata de mera existencia, de memoria, de amor a sí mismo consciente de que una máquina representa una parte del hombre. 

En otras palabras, si Deckard vive, podrá recordarlo y existir en la memoria de alguien que también es consciente del tiempo. O quizá por un amor por parte de Batty a la vida, la suya y la de la especie que le dio cuatro años de existencia en un mundo que obliga a cuestionarse el propósito de estar aquí más allá de lo que nos obligamos a hacer. 

El discurso fue ligeramente alterado por Rutger Hauer al integrar la parte final de “All those moments will be lost in time, like tears in rain. Time to die” en lugar de un simple “they’ll be gone”.