Star Wars: The Last Jedi se las ha visto negras en muchas ocasiones a tan sólo un par de semanas de su estreno en el país y a nivel mundial. Sobre todo por las fuertes críticas que ha recibido por parte de la fanaticada más fiel de la saga que incluye, sorpresivamente (o tal vez no) al mismo Mark Hamill. What?!

Así es. El actor que da vida a Luke Skywalker, uno de los personajes clave de todo el universo de Star Wars, no está conforme con la historia y mucho menos con el lugar de Luke en el capítulo VII. En una entrevista, dijo que “aún no ha aceptado” los cambios que le hicieron a su personaje.

“Los Jedis no se rinden”, le dijo a Johnson cuando se dio cuenta que el Luke de The Last Jedi, ese ser antipático y solitario que se niega a ayudar a Rey para al final ofrecer su vida por el bien de la Resistencia, no tiene nada que ver con el Luke Skywalker que todos conocemos y recordamos. Ese Luke que “si tiene un problema, se tomara el tiempo necesario para solucionarlo, o si comete un error, intentará enmendarlo”.

Por eso, Hamill dice que “ya no es su historia… Luke nunca haría eso. Lo siento”. Además, para rematar, el actor dijo que cualquier pudo haber hecho ese personaje y que incluso podía llamarse “Jake Skywalker” u otra cosa totalmente distinta.  Mark, como todos en algún momento, se ha enfrentado a esa terrible situación en la que “debía hacer lo que Rian quería que hiciera para la historia”.