Profesionalmente hablando, todos tienen sus puntos altos y bajos. Incluso los directores más icónicos y legendarios, tienen una o unas películas que no representan su genio o grandeza. Por ejemplo, el director mexicano Alfonso Cuarón, quien ha sido aplaudido en el mundo por su trabajo creativo en ROMA, siempre ha dicho que Grandes esperanzas de 1998 es su peor trabajo

Y aunque muchos no lo digan tan abiertamente como Cuarón, hay otros cineastas que tienen sus puntos bajos, y uno de ellos es Steven Spielberg con una película que si bien no es “mala” con críticas positivas por parte de los medios, tampoco logró capturar la atención de las audiencias como Spielberg suele hacerlo. Nos referimos a Catch Me If You Can de 2002 protagonizada por Leonardo DiCaprio y Tom Hanks sobre la historia real de Frank Abagnale, un adolescente estafador y falsificador que durante cinco años de la década de los 60, puso de cabeza al FBI con robos de millones de dólares. Frank se hacía pasar por un piloto, doctor, abogado y más, cobrando así cheques por fuertes cantidades.

Como mencionamos, esta cinta no fue un éxito de Spielberg en taquilla, a pesar de la presencia de DiCaprio y Hanks, al recaudar 352 millones de dólares en todo el mundo y recibir dos nominaciones al Oscar. Sin embargo, hay un director que mencionó Catch Me If You Can como una de sus películas favoritas a pesar de estar subestimada: Guillermo del Toro. A través de su cuenta oficial de Twitter, el cineasta mexicano la mencionó como la película menospreciada más grande de todos los tiempos.

En una serie de tuits, del Toro explicó por qué la considera una gran película, haciendo referencia directamente al trabajo de cámaras de Spielberg. “Su cámara es increíblemente fluida como Donen o Wellman, y la escala de colores, así como las tomas también hacen referencia a Minelli o Donen…”.

El historial fílmico de Guillermo del Toro es relativamente corto con poco más de 10 películas, y cada una de ellas ha sido bien recibida entre el público y los medios, convirtiendo así a del Toro en uno de los pocos directores en no tener, aún, un filme que contraste con sus grandes trabajos. Sin embargo, esto es cuestión de gustos, y habrá quien considere que alguna de sus cintas es más floja que las demás. Pero por el momento, sobre todo con el éxito de The Shape of Water y la producción del stop motion de Pinocchio para Netflix, del Toro es uno de los creadores más queridos y respetados dentro de la industria.